miércoles, 6 de abril de 2016

'La Nave de los Locos' de El Bosco

Analizamos una de las obras del Bosco titulada 'La Nave de los Locos', además del concepto de locura en su época

Detalle de ‘La Nave de los Locos’ de El Bosco
Una de las cosas más hermosas del arte es su capacidad para seguir transmitiendo sensaciones e ideas a través del tiempo, sin embargo para analizar bien el significado de una obra de arte es preciso estudiarla a ella y a su autor en el contexto de la época en la que fue creada.

La Nave de los Locos” es una de las obras del Bosco catalogadas como tardías, se fecha entre 1480 y 1516, se trata de un óleo sobre tabla que mide 57,8 por 32,5 cm. y que habitualmente puede verse en El Museo del Louvre.

Descripción:

La imagen representa una barca de la que no vemos completas la proa ni la popa y como timón tiene un cucharón que uno de los pasajeros maneja distraídamente, es decir, es una nave sin rumbo. Entre los pasajeros hay al menos tres personas pertenecientes al clero, un fraile, está sentado frente a una monja intentado coger un bollo con la boca, a su vez la monja está tocando un laúd, mientras sobre la mesa observamos un plato con cerezas. Se supone que frailes y monjas debían vivir siempre separados, pero además el laúd era un símbolo de índole sexual, lo que nos habla de la lujuria, remarcada por las cerezas. Además está presente la gula no sólo por el bollo, sino también por el personaje que en segundo plano parece jugar a la cucaña intentando alcanzar un pollo atado al árbol que hace la función de mástil. Sobre la mesa también hay un cubilete que alude al juego de los dados. Es evidente que al alcohol corre en abundancia, un hombre está tirado en el suelo, mientras otra monja intenta que siga bebiendo, otro hombre está vomitando por la cubierta, otros dos nadan desnudos en el agua intentando subir a la nave. Es especialmente llamativa una figura, que porta orejas de burro, símbolo de los que tenían algún problema mental, que es la única que parece beber en silencio concentrado en sus propios pensamientos. Entre las ramas del árbol/mástil observamos a una lechuza, símbolo ambiguo en este caso que puede representar a la sabiduría escondida (diosa Atenea) o al mal (por ser un ave nocturna).

Significado:

Para la sociedad de la época del Bosco era evidente el significado del cuadro, una advertencia y una crítica, advertencia a la gente para que no se apartaran del verdadero camino, el de la virtud alejada de los deseos y los vicios y una crítica al estamento eclesial que debía ser el que ejerciera de guía al resto de la sociedad. No olvidemos que sólo un año después de la muerte de El Bosco en 1517 Lutero formulará las famosas tesis de Wittemberg que llevarán a la escisión de la Iglesia.

Imagen de ‘La Nave de los Locos’ de El Bosco
Concepto de Locura:

Hay un libro fundamental para estudiar el concepto de locura en la antigüedad se titula “Historia de la locura en la época clásica” y su autor es Michel Foucault, en él hace un recorrido por las transformaciones que sufre la figura del loco a lo largo de los tiempos, hasta llegar a ser considerado como un objeto de investigación dentro del campo de la medicina y finalmente un enfermo mental.Foulcaut explica como al llegar al Renacimiento se da una división del concepto de locura, por un lado la locura con relación a la razón siguiendo a Erasmo, Brant y al humanismo, donde la locura es debida a las trampas de la razón, y por otro la locura “absoluta en la noche del mundo” trasmitida por los visionarios pictóricos como Boch, Brueghel y Durero. Aplicando el principio de las obras de teatro y la literatura de que si “la locura arrastra a los hombres a una ceguera y los pierde, el loco al contrario, recuerda a cada uno su verdad”.

En 1486 los frailes dominicos Johan Sprenger y Heinrich Kraemer publicaron la obra “MalleusMaleficarum” en la que se apoyaría luego la inquisición, en ella la locura era considerada como una forma de posesión demoniaca. Esta obra se enfrentaba a la de ParacelsoSobre Enfermedades” que abordaba la locura como un malestar físico.

En 1494 SebastianBrant había publicado el poema “La Nave de los Locos” un poema de 2074 octosílabos que narraba la historia de 111 personajes, cada uno de ellos simbolizaba un vicio social,  la nave avanza hasta llegar al país de Locagonia. En realidad es la historia de cómo el hombre recorre el mundo. Lo más probable es que el Bosco conociese y apreciase esta obra, pero no necesariamente ha de haberse basado en ella, ya que la Nave de los Locos era un concepto muy utilizado a finales de la Edad Media, hasta el punto que Foulcaut mantiene que puede que realmente en los ríos de Renania y en los canales flamencos podía navegar una barca que librase a las ciudades de su carga de locos.

Durante toda la Edad Media la figura del loco, como enfermo mental, había sido bien vista, pues posibilitaba al resto de la sociedad la realización de buenas obras con ellos, lo que permitía un acceso más rápido a la vida eterna, pero a principios del Renacimiento esta concepción fue puesta en duda. Los locos de los pueblos eran cuidados por su familia y protegidos en sus lugares de origen, pero los locos foráneos o sin protectores eran expulsados de las poblaciones a las que llegaban. Hablamos de los tontos o retrasados. En la obra del Bosco que nos ocupa el único loco de este tipo, es el que lleva las orejas de burro y parece sumido en sus propios pensamientos.

Pero además en esta la figura del loco que en la lucha entre la razón y el deseo se deja arrastrar por este último, alejándose del camino recto para caer en el vicio y el pecado, así nos explicamos el resto de tripulantes de la nave.

Terminamos con las palabras del poema de Brant, bien aplicable también a nuestros días:

Esto es la nave de los locos
de la locura es el espejo.
al mirar el retrato oscuro
todos se van reconociendo
y al contemplarse todos saben
que ni somos ni fuimos cuerdos,
y que no debemos tomarnos
por eso que nunca seremos.
No hay hombre sin una grieta
Y nadie puede pretenderlo
Nadie está exento de la locura
Nadie vive del todo cuerdo

Imagen| Artelista