lunes, 2 de mayo de 2016

El posible mapa que usó Cristóbal Colón para descubrir las Indias

Unos investigadores descifran un documento desconcertante del siglo XV que pudo estar relacionado con Colón

Mapa confeccionado por Henricus Martellus
Unos investigadores han descifrado un documento desconcertante del siglo XV que, según parece, pudo haber estado relacionado con el gran viaje que llevó a Colón a descubrir las Indias. El mapa, en sí mismo, no tiene una fecha concreta, pero hay indicios de que pudo haber sido elaborado en 1491, ya que en él se cita un libro publicado en ese mismo año. Cristóbal Colón, según estos especialistas, pudo haber consultado este mapa, o una copia del mismo, antes de su gran viaje a las Indias.


Cuando Colón desembarcó en las Bahamas pensaba que estaba cerca de Japón, un error que muestra también en el mapa. El documento, de hecho, muestra una situación similar en la ubicación geográfica del Japón, ya que sólo representa los continentes asiático, africano y europeo, y deja fuera el americano.


El mapa fue confeccionado por el cartógrafo alemán Henricus Martellus, que por aquel entonces trabajaba en Florencia. Durante mucho tiempo ha sido pasado por alto debido a su oscurecimiento y a la ilegibilidad de sus textos, debido al mal estado de conservación en el que se encontraba.

Sin embargo, un nuevo análisis que se le ha practicado revela cientos de nombres de lugares y 60 pasajes escritos, con una visión novedosa de la cartografía renacentista. Según Chet Van Duzer, el mapa es uno de los eslabones perdidos para comprender la concepción que la gente de esa época tenía del mundo. Van Duzer es un historiador independiente que ha dirigido el estudio que se le ha realizado recientemente al mapa en la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale.


Martellus basó su proyección en los antiguos trabajos de Claudio Ptolomeo, que luego actualizó con otros descubrimientos más recientes, entre los que se incluían algunos detalles de los viajes de Marco Polo o de los periplos portugueses alrededor del Cabo de Buena Esperanza. El famoso mapa Waldseemüller, que en 1507 representó por primera vez el continente americano, parece que tomó prestado algunos detalles del de Martellus.

Para poder leer los textos, los investigadores han tenido que fotografiar el mapa a 12 frecuencias de luz, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo. Se han valido del uso de varias herramientas de imágenes avanzadas y técnicas de estratificación para sacar sus conclusiones.


En la galería de fotografías que acompaña a este artículo, sacada de una colección de la Universidad de Yale, se presenta algunos de los ejemplos de cómo se ven las imágenes del mapa analizado con frecuencias diferentes, además del mapa original en sí mismo.

Imagen| Blasting News