miércoles, 15 de junio de 2016

Caravaggio y los pintores del norte

Exposición sobra la obra y la influencia de Caravaggio en diversos autores y tiempos en el Museo Thyssen-Bornemisza

Imagen de ‘Muchacho tocando el laúd’ de Caravaggio
El Museo Thyssen-Bornemisza acaba de presentar esta semana la exposición que tendrá lugar entre el 21 de junio y el 18 de septiembre de 2016, titulada ‘Caravaggio y los Pintores del Norte’, se basa en la figura del pintor Michelangelo Merisi Caravagio (Milán, 1571 - Porto Ercole, 1610) y como su obra influyó en los pintores del norte de Europa.

Semanas atrás estudiamos en dos artículos la vida y la obra de este singular pintor, por eso ahora me parece importante reseñar esta exposición comisariada por  Gert Jan van der Sman, profesor de la Universidad de Leiden y miembro del Istituto Univesitario Olandese di Storiadell´Arte de Florencia.

La muestra está formada por un total de 53 obras, 12 de ellas cuadros del mismo Caravaggio, procedentes de diversas instituciones y museos como el Metropolitan Museum de Nueva York, la Galleriadegli Uffizi de Florencia, el Museo del Ermitage de San Petersburgo,el Rijks Museum de Ámsterdam o la iglesia de San Pietro in Montorio en Roma. Podemos a través de la exposición apreciar no sólo la evolución de la obra del maestro lombardo sino también una importante colección de obras de sus seguidores en Holanda, pintores como -Dirk van Baburen, Gerrit van Honthorst o Hendrick Ter Brugghen-, Flandes –Nicolas Régnier o Louis Finson- y Francia –Simon Vouet, Claude Vignon o Valentin de Boulogne, entre otros.

En la nota de prensa emitida por el museo Thyssen explican que para los pintores de los Paises Bajos y de las regiones germánicas era una costumbre trabajar del natural, dibujando los motivos más familiares, esta fue una de las causas de su admiración por la obra de Caravaggio, a su vez apreciaban su ruptura con el componente clásico, que en el norte de Europa era mucho menos importante que en Italia, buscaban un representación más verídica frente a la tradición idealizante.

El uso de las luces, las sombras y el color era algo novedoso que podían adaptar a su modo de pintar sin integrarse en arduos programas de estudio. Elsheimer y Rubens serán los primeros pintores del norte de Europa en aproximarse a la obra de Caravaggio cuando éste aún está trabajando en Roma para la iglesia de San Luis de los Franceses.

La dos primeras salas de la exposición estarán dedicadas a las primeras obras que Caravaggio realizó en Roma, las siguientes muestran la interpretación que de su estilo hicieron los artistas nórdicos. La dos últimas salas se centran en las últimas obras de Caravaggio en Nápoles y el sur de Italia y también en las de sus seguidores.

El día 30 de junio habrá una jornada especial en la que diversos estudiosos expertos en la obra del maestro Caravaggio analizarán su influencia en Roma, en el sur de Italia y también en Francia, los Países Bajos y Alemania, a través de varias conferencias. El historiador del arte Tomàs Llorens abordará un tema tan interesante como ‘Caravaggio y el arte del siglo XX’.

Como siempre os animamos a todos los que tengáis oportunidad a que os acerquéis a disfrutar de la exposición.

Imagen| Artelista