domingo, 10 de julio de 2016

Los antiguos egipcios vestían de una manera muy curiosa, ¿quieres saber cómo?

La civilización egipcia, una cultura que siempre ha tratado con cuidado y mimo todo lo referente al cuerpo

Vestimenta femenina egipcia
Los habitantes del Antiguo Egipto tuvieron que elegir una ropa adecuada para el clima árido que soportaban. Optaron por vestimentas hechas con algodón y lino para sobrellevar las altas temperaturas que sufrían en el entorno del Nilo.

La vestimenta se mantuvo prácticamente igual desde el Imperio Antiguo hasta el Imperio Nuevo, a excepción de algunas modificaciones.

El color más demandado era el blanco, aunque era usual teñir algunos hilos para hacer alguna decoración en los cuellos y mangas de las túnicas.

En el Imperio Antiguo los hombres vestían con una especie de falda, que llegaba hasta las rodillas, con los extremos cruzados y que se anudaba en la cadera. Se le denominaba “faldellín”. En cambio, los trabajadores o campesinos llevaban una especie de falda más suelta, con un cinturón ancho de cuero, denominada “shenti” o, incluso, podían ir desnudos.

Las mujeres, en el Imperio Antiguo, vestían con una tela larga de lino recta y ajustada que iba desde el pecho hasta los tobillos, con dos extremos que se anudaban sobre los senos. Sin embargo, las mujeres campesinas lucían vestidos más holgados que les permitían moverse mejor.

Pintura en la que se muestra el 'faldellín' masculino y el vestido femenino en el que se muestra el busto
En el Imperio Medio, el “faldellín” se alargó y la vestimenta femenina se volvió más sugerente mostrando, sin reparos, el busto. También se abrió paso a los trajes amplios con mangas, que en el Imperio Antiguo estaban destinados a las mujeres campesinas.

Por último, en el Imperio Nuevo, el “faldellín” aunque no tuvo cambios de importancia, apareció con pliegues y surgió las transparencias en los vestidos de las mujeres, anudados al pecho, con mangas, pliegues y colores diferentes. También se generalizó el uso del chal plisado que se colocaba sobre los hombros en forma de abanico.

Otros ejemplos de vestimenta egipcia
El atuendo se complementaba con el uso de sandalias hechas con papiro, juncos, etc., y pelucas, ya que debido al calor los egipcios se rasuraban el cabello. En el Imperio Antiguo triunfaron las melenas cortas y en el Imperio Medio imitaron el peinado de la diosa Hathor. Sin embargo, en el Imperio Nuevo las pelucas se fueron haciendo más pesadas y recargadas.

Hay testimonios que avalan esta información gracias a la cantidad de relieves, murales y dibujos egipcios que han llegado hasta nuestros días.

Imagen| Wikipedia