miércoles, 19 de abril de 2017

El pobre poeta, el cuadro preferido por los alemanes tras la Gioconda

Se trata de uno de los primeros cuadros del pintor alemán Carl Spitzweg, representa la imagen por excelencia que tenemos del artista romántico

Detalle de ‘El pobre poeta’ de Carl Spitzweg
Una encuesta realizada a los alemanes dio como resultado que el cuadro “El poeta pobre” pintado por Carl Spitzweg en 1839 era el más conocido tras la Gioconda. Carl Spitzweg, nación en Munich en 1808, y por expreso deseo de su padre se licenció en farmacia en la universidad de Viena, pero a la muerte de este decidió dedicarse de lleno a la pintura.

Fue un pintor autodidacta que estudió a los antiguos maestros, en especial a los holandeses. Sus cuadros suelen ser de temática costumbrista, representaba la vida de su tiempo con un cierto toque de humor, como podemos apreciar en la obra que hoy nos ocupa.

El poeta pobre es una de sus primeras obras, se trata de un óleo sobre lienzo de dimensiones reducidas (36x45 cm.) lo que facilitó mucho su robo, como anécdota es una de las obras más veces robadas de la historia del arte. Es una obra temprana, que nos muestra el mundo bohemio de los artistas, el poeta se ha desprendido de todos sus muebles, solo se ha quedado con sus libros, ni siquiera tiene una silla, podemos intuir que ha quemado sus muebles para resistir al frío, y que probablemente sus obras lleven el mismo camino como se puede ver por los dos legajos que sobresalen de la chimenea.

Sabemos que hace mucho frío porque los tejados que se ven por la ventana de la buhardilla están nevados, además el poeta se ha metido en la cama para trabajar bajo las mantas con la chaqueta y el gorro de dormir.  Ha atado un paraguas abierto y lleno de agujeros al techo para que lo proteja del agua que se cuela por las goteras. Y sin embargo, la estufa está apagada, así lo demuestra el sombrero de copa colgado del tubo.

Imagen de ‘El pobre poeta’ de Carl Spitzweg
Todo en el cuadro nos habla de la miseria en la que vive el artista y sin embargo él está concentrado en su trabajo, con respecto a la postura de su mano hay dos versiones, una que dice que está contando las sílabas del verso que está componiendo siguiendo la métrica que tiene escrita en la pared y otra que plantea que está aplastando una pulga.
Al exponerse por primera vez el cuadro recibió críticas pues había quien planteaba que el pintor se mofaba del arte de la literatura, pero después ganó mucha popularidad, refleja la dificultad que tenían para sobrevivir los poetas hacia mediados del siglo XIX.

Hoy en día este cuadro es un símbolo de una época, la Biedermeier, que transcurrió en Alemania entre los años 1815 y 1848 y que supuso un retorno al régimen feudal, lo que hizo que los burgueses que estaban en contra de esta vuelta atrás se refugiasen en los valores familiares e individuales. Es una característica de la pintura de Spitzweg, sus héroes son personas normales que viven en su mundo propio ignorando las circunstancias que los rodean y sin embargo, los trata con un fino sentido del humor que desprende un toque de cariño.

Imagen| Wikipedia

No hay comentarios :