miércoles, 24 de mayo de 2017

El arte en la civilización de Mesopotamia (I)

La mesopotámica es una de las culturas más antiguas de las que se tiene constancia, varias civilizaciones se confrontaron en el espacio comprendido entra los ríos Tigris y Eufrates

Estandarte de Ur (detalle)
En el Génesis se nos relata el lugar donde estaba el Paraísosalía de Edén un río que regaba el Jardín y de allí se partía en cuatro brazos, el primero se llamaba Pisón, el segundo Guijón, el tercero de llama Tigris y corre al oeste de Asiria, el cuarto se llama Eufrates. Tomó Yavé al hombre y le puso en el Jardín de Edén para que lo guardase”.

Los griegos llamaron a esta tierra que estaba comprendida entre los ríos Tigris y Eufrates, Mesopotamia, actualmente lo conocemos como Iraq. Fue zona de asiento de varias civilizaciones rivales que dada su gran fertilidad era muy apreciada.  A partir de Sumer dio lugar a unas de las culturas más antiguas conocidas: los sumerios, los asirios y los babilonios. Los sumerios inventaron la escritura en torno al 3000 a.C., se trataba de unos símbolos con forma de cuña de los que recibió el nombre de “escritura cuneiforme”.Escribas y sacerdotes eran los encargados de registrar todos los hechos que posibilitan que hoy podamos conocer como fue la historia de Sumer.

En los templos se encuentran también los “orantes”, unas pequeñas figuras que llevan en sus manos una ofrenda, están realizadas en alabastro. Son figuras esquemáticas excepto en el rostro, donde la expresividad queda marcada por unos enormes ojos engastadosque parecen clavar la mirada en algún punto lejano.

Estandarte de Ur
Por otro lado, encontramos relieves que nos cuentan la historia de los principales sucesos de esta civilización, combinan la representación figurada de la acción que narran con la inscripción explicativa de las leyendas grabadas. Las figuras aparecen representadas sin un aparente orden con la cabeza, las piernas y los pies de perfil y el torso y los ojos de frente. Un buen ejemplo es la estela de Ur-Nanshe, rey de Lagash, en ella vemos tallados en bajo relieve al monarca, con su mujer, sus hijos y el resto de su séquito utilizando un sistema de representación de tamaños jerárquico. La presencia del copero y el hecho de que el rey porte varios ladrillos sobre la cabeza nos hace pensar que están celebrando el comienzo de la construcción de un templo.

La sumeria era una cultura guerrera, así que no es de extrañar que el tema principal de los relieves sea el de la paz y la guerra, que aúnan una crónica de la historia política con el inicio de la historia del arte. Este es el tema también presente en el “Estandarte de Ur” realizado con lapislázuli e incrustaciones de concha de nácar. Tiene varias caras ornadas con una decoración de tipo narrativo superpuesta en varias franjas que se leen de abajo arriba. En la parte baja de una de ellas podemos observar un desfile en el que se muestra el botín apresado. En la parte alta asistimos ala representación de la celebración de una fiesta, el rey bebe con sus acólitos mientras escuchan la música que hacen una cantante y una arpista (ejemplos de instrumentos como el representado han llegado hasta nuestros días).

Sumerios y acadios crearon las ciudades templo y un sistema de burocracia muy avanzado que también tuvo su reflejo en el arte, las obras glorificaban y a la vez atraían la atención de las deidades.

La  primeras ciudades- estado estaban rodeadas por murallas, las viviendas se colocaban juntas unas pegadas a otras formando calles irregulares. Como no había piedras fabricaban ladrillos de adobe, que cocían o secaban al sol. El palacio se situaba en el centro de la ciudad, elevado sobre terrazas como protección. Constaba de diferentes dependencias. La torre superior era el zigurat en el que se encontraba el templo.

¡No te pierdas la segunda parte de este artículo!

Imagen| Wikipedia

No hay comentarios :