Secretos bajo tierra: Cueva del Viento, Tenerife

Los Guanches, según los restos arqueológicos hallados in situ, habitaron sitios como el tubo volcánico Cueva del Viento

Cueva del Viento, Tenerife
"Cuaderno de ruta en mano junto a mi curiosidad innata, me llevó al interior de uno de los tubos volcánicos más grandes del mundo: la Cueva del Viento, en Icod de los Vinos (Tenerife, Islas Canarias). 
Fusionar antropología, biología, paleontología e historia, era irremediable para poder elaborar este artículo donde te puedes encontrar desde el hábitat de los antiguos aborígenes canarios a restos de ratas y lagartos gigantes, sin olvidarnos de la historia que da a conocer los orígenes de la Cueva del Viento",de N. del A.

Desde la aparición del hombre en la Tierra y su evolución biológica y social, los avances progresivos han dado lugar a la actual civilización moderna. Pero no es del presente del que quiero hablar, más bien de un pasado intermedio donde el hombre aún se estaba forjando con escasos medios y un estilo de vida que muchos desconocemos.

El hábitat de los Guanches y las características de los lugares que éstos usaron a modo de vivienda o refugio, variaban de una isla a otra.

En el caso de Achinec (isla de Tenerife) era habitual el uso de cuevas naturales ubicadas preferiblemente cerca de los barrancos. Se decantaron también por el uso de los tubos volcánicos, siempre que el terreno fuera adecuado y permitiese el acondicionamiento del mismo proporcionándoles seguridad, protección y refugio: un hogar.

Los restos arqueológicos de los aborígenes guanches hallados en diversas entradas del tubo volcánico Cueva del Viento, confirman lo expuesto y antes mencionado.

Recreación del Canariomys bravoi
Hallazgos paleontológicos (restos fósiles)

Gallotia goliath: se trata de un lagarto gigante endémico del archipiélago canario y actualmente extinto al igual que la rata gigante: Canariomys bravoi, el cráneo podía alcanzar hasta los siete centímetros de longitud por lo que su tamaño se podría comparar al de un conejo. Ambas especies se extinguieron por causas humanas, la alteración de su hábitat, la caza e incluso enfermedades pudieron ser la causa de la desaparición de éstas y otras especies endémicas de las islas Canarias.

Actualmente el Museo de la Naturaleza y el Hombre en Santa Cruz de Tenerife, expone cráneos, fósiles y reconstrucciones de estos antiguos gigantes del pasado.

Historia

La isla de Tenerife guarda en su interior el quinto tubo volcánico más grande del mundo: Cueva del Viento. Ubicado en el municipio de Icod de los Vinos y con una extensión de más de 17 kilómetros de longitud, esta maravilla geológica se formó hace 27.000 años gracias a la erupción del volcán Pico Viejo que está situado junto al Teide.

Un dato único y característico son los tres niveles superpuestos que componen su red de galerías, no existe en el mundo nada similar ni descrito que comparta esta geomorfología tan singular.

Comments