miércoles, 20 de mayo de 2009

Doñana da luz verde a la 'búsqueda' en la marisma de la Atlántida de Platón.

La noticia dio la vuelta al mundo en 2004. Un equipo de científicos de la Universidad de Wuppertal (Alemania) afirmó que los restos arqueológicos de la ciudad perdida de la Atlántida se encuentran bajo la Marisma de Hinojos, en pleno corazón de Doñana. La teoría se basaba en una fotos realizadas por satélite que mostraban una superficie que coincidía con las descripciones que hiciera en su día el padre de la filosofía griega, Platón.

El doctor Rainer Kühne, del equipo de investigación alemán, defendió entonces que la palabra platoniana isla se refería a la región de la costa del sur de España, destruida por una inundación entre el 800 y 500 antes de Cristo.

El augur científico resucita ahora. La Memoria 2008 del Espacio Natural de Doñana y el resumen de la Oficina de Coordinación de la Investigación de la Estación Biológica de Doñana aconsejan poner en marcha una investigación arqueológica a pie de campo.

El trabajo preliminar comenzó formalmente en 2005, pero entonces el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) optó por un procedimiento de menos impacto que una excavación arqueológica ante lo delicado del lugar. Por título Contrastación preliminar de la hipótesis de Wickboldt-Kühne, padres de la teoría Atlántida, tenía como investigador principal a Sebastián Celestino Pérez, del Instituto de Arqueología de Mérida. Ese trabajo previo, sacado ahora de la cocina, aparece financiado con sólo 300 euros, además de los recursos propios de los investigadores. Los investigadores cotejaron las imágenes que estudiaron Wickboldt y Kühne con otras del mismo lugar, para tratar de descartar en gaños por efecto tecnológico o por la geomorfología cambiante del terreno. Además, se procedió a un sondeo geofísico del subsuelo hasta una profundidad de 12 metros.

El estudio se prorrogó hasta el año pasado y ahora, debido a los nuevos hallazgos y buenos resultados obtenidos, requiere de la colaboración de la Consejería de Cultura. La hipótesis de Wickboldt y Kühne de que bajo la marisma están los restos de una gran ciudad antigua de los milenios I y II antes de nuestra era puede tener algo de consistencia en que "puede haber restos antrópicos en el subsuelo de la Marisma de Hinojos de los que no se tenía constancia oficial alguna", según el informe del CSIC.

La certificación final solamente sería posible con un sondeo arqueológico que ya ha autorizado el Espacio Natural. La fecha idónea para esta actividad sería el final del verano, cuando baja la capa freática en la zona marismeña. Caja Madrid y la Fundación Doñana 21 aprobaron su ayuda en septiembre de 2008. ¿Estará la Atlántida en el fondo de Doñana?
.
Extraído del Diario de Sevilla

No hay comentarios: