Arqueólogos descubren veinte enterramientos musulmanes en obras en Zaragoza.

Los arqueólogos municipales han detectado al menos veinte enterramientos de la época islámica en unas obras que se realizan en la plaza de Santo Domingo de Zaragoza, en pleno Casco Histórico, y que forman parte del cementerio musulmán de la Puerta de Toledo.

Según ha confirmado a Efe la arquitecta municipal Pilar Galve, la novedad de este descubrimiento es que amplía la extensión de lo que se creía que ocupaba dicho cementerio, el segundo de esa etapa descubierto en la capital aragonesa, en donde los musulmanes habitaron desde el siglo VIII al XI.

Los expertos señalan que se trata de enterramientos islámicos por la disposición de los cuerpos, en posición lateral, con las piernas flexionadas, inclinados sobre el hombre derecho y con la cara orientada hacia la Meca como marcan los preceptos coránicos, de la misma manera que se sepultan en la actualidad en los países musulmanes, y porque están excavados en una fosa y cubiertos de adobes de arena.

Estas primeras fosas se han encontrado a metro y medio de profundidad y los arqueólogos están calculando la dimensión y profundidad de estos nuevos enterramientos y mañana determinarán si prosiguen las excavaciones, ya que las obras, que forman parte de la rehabilitación del Teatro del Mercado, deben continuar.

Los restos encontrados, una vez limpiados y fotografiados se recogen y se trasladan al laboratorio de arqueología para una limpieza más profunda, datarlos e inventariarlos.

Luego será el estudio antropológico el que determine la mortandad y sus características raciales, lo que permite saber el lugar de procedencia, ha explicado Galve.

La segunda almacabra de Zaragoza es la denominada Puerta de Valencia, que ocupa desde La Magdalena y la calle Asalto hasta Alonso V, también en el Casco Histórico, y donde se han excavado unas mil tumbas.

Galve ha explicado que los arquitectos municipales están realizando todo el seguimiento de las obras del Fondo Local, gran parte de las cuales se ejecutan en el ámbito histórico de la ciudad, y ha asegurado que "en cada zanja" de renovación de infraestructuras "hay un arquitecto".
.
Extraído de ADN

1 comentario:

sarah dijo...

Sí, es lo que tienen nuestras ciudades: mucha historia enterrada bajo los adoquines y el asfalto. En Barcelona, sobretodo en la zona que corresponde a la zona intramurallada, no pueden ni escarbar sin que salgan nuevos restos, algunos están muy próximos a mi hogar. Han encontrado cosas realmente interesantes, y algunas muy antiguas. Es alucinante.

Desconfío de los técnicos de los ayuntamientos en general, no siempre comprensivos con el valor de estos hallazgos, guiños de nuestro pasado urbano. Imagina lo que se puede perder para siempre si un inepto decide "seguir edificando"...

Por otro lado, parece que las evidencias de nuestro pasado compartido con el mundo árabe van saliendo por doquier, ¿no? desde lo del Cid que no levantamos cabeza, juas juas

Saludos :))