Los felices años 20. (III)

La moda.
.
En los años veinte la moda se revolucionó hasta límites insospechados. Se trata de una fase en la que el trabajo del modisto comenzó a relacionarse de manera directa con el arte. Esto se ve claramente ejemplificado en la indumentaria de tipo charlestón, la más típica y representativa de la época, caracterizada por sus típicos bolsos, zapatos, collares y plumas. Son diseños en los que los ropajes insinúan y marcan de forma sugerente la silueta femenina. Se trata de una fase en la que se mezcla la creatividad artística con la liberación de la mujer. Puede apreciarse claramente en la aparición de los primeros bañadores de una pieza, fabricados en lana tejida, y en la influencia de la moda masculina en la femenina. Asimismo, el hombre comienza a vestir con trajes compuestos por camisa, chaleco y americana de tonos marrones, negros, blancos y de rayas..
.
La moda también se reflejan en otros ámbitos como los nuevos tejidos, el calzado, los complementos o los nuevos cortes de pelo.

No hay comentarios: