Arsuaga: la medicina moderna receta "una cierta vuelta" a la prehistoria.

El paleontólogo y codirector del equipo de investigación de los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca (Burgos), Juan Luis Arsuaga, ha afirmado hoy que "la medicina moderna, en cierta medida, receta que volvamos a ser un poco prehistóricos".

"Los médicos nos dicen que comamos alimentos sanos y naturales; que nos movamos y no nos quedemos quietos y sentados; y que juguemos con nuestros hijos; esto es lo que hacían nuestros antepasados en el monte y en la cueva", según ha explicado en una entrevista a EFE.

Este profesor de la Universidad Complutense, que recibió junto a su equipo el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997, ha participado hoy en Bilbao en el XXIV Congreso de la Sociedad Anatómica Española donde ha pronunciado la conferencia inaugural, titulada "La construcción del cuerpo humano".

En su intervención, Arsuaga ha "repasado" la evolución humana porque, según ha precisado a EFE, "la anatomía es producto de la evolución y sabemos que no hemos sido creados así por un diseñador supremo, sino que en nuestro cuerpo tenemos todos los signos de ese proceso evolutivo".

Este paleontólogo se ha referido a la forma de vida en la prehistoria en comparación con los tiempos actuales y ha afirmado que resulta "difícil evaluar científicamente si vivían mejor o eran más felices que nosotros" porque, según ha dicho, se trata de "conceptos filosóficos" y, además, la vida prehistórica presentaba "grandes inconvenientes".

Según ha indicado, una comparación con la Edad Media, sin embargo, "siembra dudas sobre si no eran más desgraciados que en la cueva" ya que fue un período de tiempo que registró la misma mortalidad infantil que en la prehistoria, además de hambrunas, peste y esclavitud.

Sobre la evolución humana futura, Arsuaga ha asegurado que "no se sabe nada" porque es un proceso de escala geológica y, según ha destacado, "a nadie le importa lo que va a ser de nosotros dentro de 200.000 años. Dentro de cien años -ha puntualizado- ya sabemos que seremos iguales".

Ha opinado que "no es fácil" que la especie humana se extinga y en referencia al actual cambio climático ha apuntado que "puede producir guerras, muerte y sufrimiento a cientos de millones de personas, pero no acabará con el hombre porque aunque haga más calor en el sur, en el norte mejorarán las condiciones climáticas".

"Lo espantoso -ha augurado- será la próxima glaciación; no se puede predecir cuándo será, pero convertirá en inhabitable la mayor parte del hemisferio norte y Alemania, Irlanda o el Reino Unido quedarán cubiertos por dos kilómetros de hielo. Eso sí será la apocalipsis", ha sentenciado.
.
Extraído de ABC

No hay comentarios: