jueves, 12 de noviembre de 2009

Especies de Homo en Atapuerca.

Desde que empezaron las excavaciones sistemáticas en la Sierra de Atapuerca (Burgos), se han realizado numerosos descubrimientos de especies de homínidos, hasta el punto que ahora mismo es el conjunto prehistórico que contiene más restos de homínidos, del Pleistoceno inferior y medio, conservados del registro euroasiático.

Al descubrimiento de miles de restos de Homo heidelbergensis en la Sima de los Huesos, en el complejo cueva Mayor-cueva del Silo, de más de medio millón de años de antigüedad, se han ido añadiendo más de un centenar de fósiles de Homo antecessor de 900.000 años en el nivel 6 de la cueva de la Gran Dolina, en el complejo de la Trinchera del Ferrocarril. Recientemente, han sido hallados algunos fósiles de homínidos de 1,3 millones de años en la cueva de la Sima del Elefante.

Sabemos que disponemos de registro arqueo-paleontológico de gran parte del Pleistoceno inferior, medio y superior, así como ricos yacimientos del Holoceno. Un reto importante en las excavaciones de los yacimientos de esta Sierra burgalesa es el de descubrir todas las especies que han habitado en Europa.

Este año, en la campaña de julio, un sondeo realizado en la Galería de las Estatuas en el conjunto de Cueva Mayor-cueva del Silo, ha dado como resultado una rica y variada fauna e industria del Paleolítico medio y un musteriense de muy buena factura, tallado entre otros materiales, en sílex. La conservación de la fauna en este registro, nos hace albergar esperanza sobre que en un futuro pueda localizarse una especie que se resiste en Atapuerca, el Homo neanderthalensis.

Sería científicamente muy importante descubrir en un mismo espacio, por primera vez en la historia de la investigación en Europa, todas las especies que han evolucionado en nuestro subcontinente. Si bien habíamos encontrado en yacimientos al aire libre registros del Paleolítico medio, nunca habían sido exhumados en el interior del sistema de cavidades.

La buena conservación de los fósiles en los sedimentos en el interior del kars, así como la abundancia de homínidos en otras épocas, nos hace pensar que, por primera vez en Atapuerca, existe la posibilidad de encontrar algún taxón de la especie europea que se nos resiste.

La proximidad de registro Neandertal en Valdegoba (Huermeces, Burgos), nos confirma que, si se trabaja de forma sistemática en los sedimentos del Pleistoceno superior en Atapuerca, se puede hacer realidad nuestro proyecto de encontrar todas las especies de homínidos que vivieron en Europa, en un mismo complejo.
.
Extraído de El Mundo

No hay comentarios: