martes, 16 de febrero de 2010

Adiós a Don Carnal: el Entierro de la Sardina.

El color que ha invadido los últimos días las calles extremeñas ya deja esta tarde paso al negro. Hoy, en muchos pueblos de Extremadura, los carnavaleros dicen adiós a Don Carnal. El Entierro de la Sardina es el último acto de los Carnavales. Las viudas del señor Carnal salen a la calle para despedir al Carnaval, eso sí, sólo hasta el año que viene.

Pero... ¿nunca se han preguntado qué tiene que ver la sardina con el Carnaval? Según cuenta la leyenda se trata de una tradición que data de mediados del siglo XIX. El Carnaval, que simbolizaba la transgresión contra los valores tradicionales vigentes, daba paso enseguida a la Cuaresma y a la Semana Santa. Durante esos santos días no se podía comer carne.

Los ciudadanos, entonces, enterraban un trozo de costillar de cerdo, al que llamaban sardina, que simbolizaba la prohibición de comer.

Para otros esta tradición está relacionada con un grupo de estudiantes de Madrid. Éstos estaban reunidos en la Farmacia de San Antón y decidieron realizar un cortejo fúnebre a la sardina que representaba el ayuno y la abstinencia.

En cualquier caso dos interpretaciones que tenían como punto de origen la Semana Santa y la Cuaresma. Mañana se celebra el Miércoles de Ceniza. Una fecha a partir de la cual se comienzan a contar los días que faltan para la Semana Santa. Hace unos años estos días invitaban al recogimiento, al ayuno y a la abstinencia. El Carnaval era pues la liberación, días de exceso que auguraban las prohibiciones posteriores.
.
Goya lo reflejó en sus cuadros.
.
También hay quien piensa que la tradición del Entierro de la Sardina obedece a una especie de ritual que se realizaba en la antigüedad para lograr una abundante pesca. Esta celebración ha sido incluso recogida por pintores españoles. Francisco de Goya retrató el ritual en uno de sus cuadros: ‘El Entierro de la Sardina'. En él refleja esta tradición carnavalera, un óleo que el artista pintó a comienzos del siglo XIX.
.
Extraído de Extremadura al Día

No hay comentarios: