América fue descubierta por navegantes minoicos.

“Los minoicos descubrieron América 3.700 años antes que Colón”. Es la teoría con la que el escritor británico y ex comandante de la Royal Navy Gavin Menzies nos sorprende en un libro que aparecerá próximamente.

¿Qué cultura explotó hace 4.200 años las minas de cobre en frontera entre Canadá y Estados Unidos y cómo es posible que se hayan encontrado trazas de nicotina en el antiguo Egipto? La solución a uno de los “grandes misterios” de la arqueología puede estar en el próximo libro de Gavin Menzies, que sostiene que los cretenses fueron los primeros que lograron cruzar el Atlántico y poner un pie en América, 3.700 años antes que Cristóbal Colón.

Este autor británico, que también escribe en el Wall Street Journal, ya causó revuelo hace ocho años con su primer libro “1421: El año en que China descubrió América”, que vendió más de un millón de copias en 130 países y donde afirmaba que un que almirante chino había llegado a América 71 años antes que Colón.

Ahora resulta que también los minoicos navegaron hasta América. “Podemos hacer estimaciones precisas de la longitud, anchura y diseño de los barcos y por lo tanto calcular su capacidad de navegación marítima”, explica Menzies. Cuenta para ello con las descripciones de los barcos en los frescos minoicos y la información obtenida de los restos del pecio de Uluburun, hallado en 1982 frente a las costas de Turquía y datado en torno al año 1.305 a. C.

El siguiente as en la manga que se guarda el autor es una muestra de ADN. Y es que cree tener pruebas de que los minoicos llevaron a América un gen poco común que comparten los indígenas estadounidenses que viven junto al Lago Superior, cerca de la frontera entre Canadá y Estados Unidos, precisamente donde se encontraron los ricos depósitos de cobre y miles de herramientas de bronce. De hecho la investigación científica se basa en probar que la pureza del cobre de esta zona del lago coincide con las muestras del encontrado en el Uluburun.

La tercera prueba con las que Menzies sustenta su teoría son los restos de plantas endémicas de América en otras culturas: los rastros de nicotina hallados en momias antiguas en Egipto y los granos de maíz grabados en algunos templos (el tabaco y el maíz era desconocidos en la región). “Los navegantes egipcios no eran capaces de poner en riesgo sus frágiles barcos -dice Menzies. Sólo los minoicos, con quienes mantuvieron relaciones comerciales, podrían hacer viajes al extranjero”.

Sin embargo, si los minoicos fueron los portadores del tabaco de América a Egipto, ¿no debería haber rastros también en Creta?. ” Un insecto que está directamente relacionado con el tabaco se encontró enterrado en ceniza volcánica de alrededor del 1.450 a.C. en la casa de un comerciante de Akrotiri en Thera. Se llama Lasioderma Serricorne y es endémico de América. Y no olvidemos que el tabaco aún no estaba extendido en Europa en el año 1.450 a.C.”, sostiene el autor.

La obra de Menzies no ha visto aún la luz pero ya se están escuchando las primeras opiniones de la comunidad científica respecto a tan llamativa teoría, tanto a favor como en contra.

”No hay ninguna prueba de la exploración o explotación de aquellos yacimientos minerales por otros que no sean indios americanos”, dice Susan Martin, profesora de arqueología de la Universidad de Michigan que ha estudiado el entorno del Lago Superior.

“Es teóricamente posible que los minoicos llegaran a Estados Unidos”, dice John Bennett, un experto en arqueología minoica en la Universidad de Sheffield. “Sin embargo los barcos eran demasiado pequeños para llevar suficiente suministro para un viaje tan largo”.

En el mismo sentido se mueve Cemal Pulak, profesor asociado de la Texas A & M University, que dirigió la excavación de Uluburum. “No sería viable un proyecto tan ambicioso. A pesar de que los barcos eran robustos, la cubierta tenía que ser capaz de resistir las tormentas y el fuerte oleaje”, y añade que el cobre del pecio de Uluburum es de Chipre.

Pero también hay quien se suma a la tesis del autor británico. Como el profesor emérito de la Universidad de Oregón Carl Johansen, que apoya la nueva teoría y dice que está “convencido de que los minoicos no fueron ni los primeros ni los únicos que lograron cruzar el Atlántico y el Océano Pacífico.

La polémica está servida.
.
Extarído de La túnica de Neso
y foto de TA NEA

Comentarios

domingo ha dicho que…
Hay que citar las fuentes utilizadas, compañero.
Antrophistoria ha dicho que…
Hola Domingo, si miras bien todos los artículos están debidamente citados y enlazados. Quizás por despiste sólo cité a Ta Nea, de donde cogí la fotografía. El despiste ya está corrigido. Gracias.
jorge villanueva ha dicho que…
muy dificil comprobar una teoria de estas caracteristicas. por un lado los barcos minoicos que se presuponen de gran calidad para los estandares de la epoca podrian haber sobrevivido a un viaje transatlantico, no creo que les resultara costeable el recorrer tales distancias para establecer una ruta comercial. es decir, es viable un viaje transatlantico, pero no una aventura comercial. tan solo hay que pensar en las dificultades de moverse sin brujula por el oceano. muchos barcos hubieran encayado, muchas personas habrian muerto. ademas el tiempo que tardarian en hacer un viaje de esta envergadura. no me parece viable desde el punto de vista comercial y economico. y ese fue, es y sera siempre el motivo principal de toda expedicion.
un saludo