Hallada en Luxor una cabeza gigante de granito del faraón Amenhotep III.

Una cabeza gigante de granito del faraón Amenhotep III (1390-1352 a.C.), uno de los más destacados reyes de la dinastía XVIII y padre de Akenatón, fue hallada en su templo funerario en la zona de Kom el Hitan en Luxor, en el sur de Egipto.

El Consejo Supremo de Antigüedades ha anunciado hoy en un comunicado que el hallazgo se produjo durante los trabajos de excavación de las misiones de arqueólogos egipcios y europeos en la zona, localizada en la orilla occidental del río Nilo a la altura de en Luxor, 600 kilómetros al sur de El Cairo.

La pieza encontrada es considerada una de las más bonitas hechas por artistas antiguos, ya que muestra la cabeza del rey cuando era joven, adornada con una corona real de color blanco, agregó la nota. Esa corona, decorada con una cobra de color rojo, es símbolo del Alto Egipto, que abarca todo el sur del país. La cabeza, de 2,5 metros de altura, pertenece a una estatua del rey, vestido con su ropa real, y que fue hallada hace varios años.

Esa estatua recuperará ahora su cabeza, pero no la barba, que debió de desprenderse en algún momento y que los arqueólogos piensan que está todavía enterrada bajo las arenas de Luxor.

La egiptóloga germano-armenia Hourig Sourouzian, jefa de la misión de arqueólogos que trabaja en la zona, afirma en el comunicado que en los últimos años han sido encontradas varias piezas de la estatua de granito rojo, que se levantaba en la parte sur del templo.
.
Extraído de El País

Comentarios

sarah ha dicho que…
Cada vez que leo sobre el hallazago de una nueva pieza en Egipto me hago la misma pregunta: si tras siglos de tiempo, agentes atmosféricos, geológicos, guerras, saqueos, todavía van apareciendo piezas y más piezas, ¿cuál fue el grandioso e increíble legado de esta civilización? para una civilización tan antigua fue inmensa su producción artística, y hecha para perdurar, vaya. Por ello son tan fascinantes.

Saludos, Antrophistoria!
Antrophistoria ha dicho que…
Hola Sarah. Un placer volver a verte por aquí!! Espero que la preparación de las oposiciones no te esté pesando demasiado y que, al final, todo el esfurzo te merezca la pena.

La verdad es que Egipto siempre es una caja de sorpresas, son muchas culturas y muchos siglos de historia enterados en sus cálidas arenas del desierto. Seguro que seguirá dando qué hablar.

Un saludo.