martes, 23 de marzo de 2010

Dos nuevos templos en el centro de Mérida.

El Templo de Diana permanece como punto de referencia del llamado Foro de la Colonia de Mérida, una gran plaza pública situada en el corazón de Augusta Emérita que concentraba la vida social, política y administrativa de la villa. Pero un estudio reciente demuestra que tan sólo era un edificio más de un complejo mucho mayor de lo que se creía y que escondía dos joyas hasta ahora desconocidas, dos nuevos templos que ensalzan aún más el valor del yacimiento emeritense.

Los investigadores Rocío Ayerbe, Teresa Barrientos y Félix Palma, del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, coordinan un trabajo que hoy verá la luz y que ha requerido nueve años de estudio y el análisis de más de 50 excavaciones.

Como apuntan los autores del estudio, hasta ahora se definían dos zonas, el llamado Templo de Diana y el denominado Pórtico del Foro, a pocos metros de distancia, a lo que se unía restos de arquitectura pública y piezas halladas en la zona. Ahora, su investigación identifica estos restos, duplica el espacio atribuido al Foro y aporta otros dos conjuntos al complejo urbanístico.

Para facilitar la investigación, y con el objetivo de ofrecer un nuevo punto de partida, el estudio identifica cuatro 'plataformas'. En el centro se encontraría lo que hasta ahora se consideraba el foro, dominado por el Templo de Diana. En esta zona se han identificado edificios como la curia de la colonia (donde se reunían los representantes del pueblo) y la basílica judiciaria.

Sin embargo, no se trata del único complejo de carácter sacro de época augustea, de la etapa fundacional de la ciudad. También se vincularía al foro los restos que hoy se encuentran bajo el Centro Cultural Alcazaba, en la calle John Lennon, que se interpreta como una 'schola iuvenum' (escuela oficial para jóvenes). Este conjunto se encuentra al suroeste de la plataforma central. Un segundo recinto que se añadiría a este espacio se encuentra en la calle Viñeros, un poco más al sureste, donde se inscribe un templo hallado en el año 2008 que ahora se identifica como una posible réplica del Divo Iulio, situado en el foro romano.

Por otra parte, a mediados del siglo I d. C., casi cien años después de la fundación de Augusta Emérita, se construyó una nueva área pública sobre dos manzanas de la ciudad, ocupadas por viviendas, situadas en el lado oriental del Templo de Diana. Dentro de este espacio se ubicaron dos complejos monumentales diferenciados, pero proyectados de forma coetánea. Aquí se insertaría el Pórtico del Foro, hoy visible en la calle Sagasta, y un nuevo templo, cuyos restos se encuentran en la calle Baños.

A partir del siglo V, los recintos del foro emeritense sufrieron una serie de alteraciones importantes que dieron como resultado el nuevo paisaje urbano que, hasta hoy, permanecía oculto bajo el subsuelo de la ciudad actual.
.
Desde 2001
.
Los datos científicos proceden de las 38 excavaciones arqueológicas realizadas por los investigadores en los últimos años, así como de otras 14 actuaciones anteriores, cuyos informes se guardan en los archivos del Consorcio. El estudio se completa con un análisis de la epigrafía (las inscripciones, 61 en total), la decoración arquitectónica, las esculturas descubiertas (23), los materiales cerámicos y los procesos constructivos.

El estudio cuenta con la labor multidisciplinar de un equipo de profesionales del Consorcio, del Instituto de Arqueología de Mérida, de la Universidad de Sevilla, de la Universidad de Córdoba, del Instituto Arqueológico Alemán y del Museo de Arqueología de Cataluña.

La investigación se remonta al año 2001, cuando un proyecto I+D permitió llevar a cabo una excavación en la antigua iglesia de Santa Catalina, junto al Templo de Diana. Sin embargo, no fue a partir del 2004, momento en el que se apreció el alcance de la investigación, cuando se planteó un proyecto que ha concluido con la redefinición del Foro de la Colonia y la aportación de nuevos hallazgos.
.
Extraído de HOY

No hay comentarios: