domingo, 18 de marzo de 2018

Infanticidios en la antigüedad: las islas Canarias

Teorías de las causas de los infanticidios en la antigüedad en las islas Canarias

Restos óseos de algunos de los 30 perinatales humanos aparecidos en las islas Canarias

Del presente al pasado y de vuelta al primero porque, aunque parezca imposible e inmoral, los infanticidios siguen siendo una práctica habitual en países donde la pobreza y la superpoblación ha llevado a convertir este acto en una norma a seguir para equilibrar la balanza demográfica.

Para conseguir una verdadera aproximación del conocimiento de estos hechos, debemos conocer o indagar en qué consistían las necesidades y costumbres de los aborígenes canarios. 

Las causas o teorías de estos sacrificios pueden perder objetividad debido a la escasa información que se posee y que, por costumbre o moda, muchos adornan y otros silencian. 

Nos situamos en la isla de Gran Canaria, donde los datos etnohistóricos y etnográficos recogidos a lo largo del tiempo, y después de diversos estudios, avalan la teoría de los infanticidios, producto de las medidas drásticas que debieron tomar los antiguos pobladores de las islas canarias. Estos actos fueron el resultado del producto de las presiones sufridas en una época en la que se dan muchas influencias externas, tales como las sequías, enfrentamientos entre los grupos o sociedades aborígenes, las invasiones y ataques sufridos por los conquistadores, etc.

Los hallazgos arqueológicos en la zona de El Portichuelo-Cendro (Telde, Gran Canaria), sorprendió al equipo encargado de la investigación y estudio de la zona al hallar restos óseos de 30 neonatos. Un dato curioso y que cabe destacar es que, junto a estos restos, también se encontraron los de animales recién nacidos (cabras, cerdos,...) todos ellos introducidos en vasijas. ¿Ritual? ¿Ofrenda? ¿Sacrificios? Esto último salta a la vista, y lo primero y segundo es una hipótesis respaldada por las características de estos enterramientos, ya que no correspondían al habitual rito funerario practicado por los aborígenes.

Estatuto de matar a las niñas 

El "estatuto de matar a las niñas" fue la expresión que usó Abréu Galindo para denominar la ley impuesta por el Sabor de Gran Canaria y donde se especificaba que había que sacrificar a todas las niñas recién nacidas, a efecto inmediato, que hubiesen nacido después de la primera hembra dentro de la familia. 

Existe una discrepancia entre los textos de Galindo y Torriani, ya que éste último afirma que son todos los niños (hembras y varones) y siempre después del primer parto. 

Existen diversos textos donde se recogen más datos sobre este tema, mas se contradicen en algunos aspectos, lo que nos lleva a dudar si los infanticidios eran sólo aplicados a las hembras o afectaba también a los varones

La duración de esta ley se desconoce fielmente, ya que unos recogían en sus textos que se prolongó durante un par de años y otros que duró más tiempo. 

Glosario

Sabor de Gran Canaria: En cada bando de Gran Canaria existían dos órganos colegiados. El primero, de carácter civil, estaba formado por el guanarteme, el faycán y seis representantes de la nobleza. Su función era la de asesorar al jefe sobre cuestiones relacionadas con el gobierno y la justicia, además de ser el encargado de sancionar la elección del nuevo guanarteme. La palabra que los antiguos canarios usaban para referirse a este consejo no ha llegado hasta nuestros días. 

Sí lo ha hecho la que utilizaban para denominar a la otra institución colegiada presente en la Isla, el sabor. Era éste un órgano de tipo militar, integrado por los guaires, que «puede que fuese convocado sólo en casos de crisis o en actos festivos» [Navarro y Del Arco (1987) 1996: 38]. Sus funciones estaban relacionadas con la defensa del territorio, los pastos y el ganado. Además, el sabor arbitraba los juegos de fuerza y habilidad practicados entre los guerreros canarios. 

No hay comentarios: