sábado, 14 de abril de 2018

El impresionismo americano a través de la figura de Childe Hassam

Conocido como uno de los pioneros del impresionismo estadounidense, fue uno de los más prolíficos y viajó por toda Europa en varias ocasiones
 
Barack Obama en el Despacho Oval con la obra de Childe Hassam, La avenida en la lluvia, colgada en la pared, en 2009

El movimiento impresionista superó las barreras de la vieja Europa y cruzó el océano por mano de artistas como John Henry Twachtman o Julian Alden Weir. Pero si hubo un pintor que se empapó de este estilo y todo lo que significaba fue Childe Hassam.

Frederick Chile Hassam vino al mundo el 17 de octubre de 1859 en Dorchester, Boston. Su padre era un importante comerciante de la ciudad, aficionado a coleccionar arte y antigüedades, mientras que su madre era descendiente del novelista Nathaniel Hawthorne.

Desde muy niño mostró una fuerte atracción por la pintura y estudió en The Mather School de Dorchester, donde empieza a recibir clases de acuarela y dibujo. Por desgracia, el Gran Incendio de Boston de 1872 arrasó una amplia parte del distrito comercial, incluido el negocio de su padre. Aunque el tío de Hassam se ofreció para seguir pagando sus estudios, este abandona la escuela unos años después para ayudar a su familia, consiguiendo trabajo en la editorial Little, Brown & Company.

Childe Hassam, La Alhambra, 1883
Pero el joven Childe en ningún momento abandona su verdadera vocación, ya que durante este periodo se inicia en el arte del grabado en madera, trabajando posteriormente con el grabador George Johnson, considerado su primer maestro.

Una formación prometedora

En seguida empieza a despuntar como un magnífico dibujante y ya en 1879 se tiene constancia de sus primeras obras. A pesar de que trabajó tanto óleos como aguafuertes y litografías, su método predilecto siempre fue la acuarela, realizando principalmente estudios al aire libre, un claro rasgo impresionista.

A principios de la década de 1880 ya se había convertido en un ilustrador independiente y monta su primer estudio, realizando sobre todo láminas para cuentos infantiles de revistas como Harper´s Weekly y The Century. Mientras, sigue asistiendo al Lowell Institute y el Boston Art Club, además de tomar clases particulares con Ignaz M. Gaugengigl, un pintor de origen alemán que había estudiado en Múnich.

Childe Hassam, Día lluvioso, Boston, 1885
En 1883 realiza su primera exposición de acuarelas en la Williams and Everett Gallery de Boston y será en estos momentos cuando su amiga y poetisa Celia Thaxter le convenza para dejar de lado su primer nombre y darse a conocer sólo como Childe Hassam.

Como podemos apreciar su formación es increíblemente eclécticay se volverá aun más heterogénea cuando su amigo y pintor Edmund H. Garret le insista para acompañarlo en un viaje de dos meses a Europa, en el verano de 1883. Este será su primer contacto con el viejo continente, visitando Inglaterra, Países Bajos, Francia, Italia, Suiza y España.

Quedará profundamente cautivado por las acuarelas de Turner, cuyos colores le influyen e inspiran. En su paso por España hacen una pequeña parada en Granada, donde Hassam realiza varias acuarelas de La Alhambra plasmando la magia, la luz y los tonos que observa. Probablemente conozca en esta visita los Cuentos de La Alhambra de Washington Irving, pues poco tiempo después adopta el sobrenombre de Muley en referencia a Muley Abul Hasan, gobernante granadino del siglo XV y protagonista de algunos de estos relatos. También comienza a incluir una luna creciente de aspecto islámico junto a su firma.

Childe Hassam, Día de la Bastilla, Boulevard Rochechouart, París, 1889
Sin duda, este primer contacto con Europa ejerce un profundo cambio que muestra al realizar más de sesenta acuarelas, expuestas a su regreso a Boston en 1884. En estas fechas también se iniciará como maestro en el Cowles Art School.

Entre sus influencias estadounidenses más destacadas estaba el pintor William Morris Hunt, que seguía los pasos de Corot y la Escuela de Barbizon, inspirándose directamente en la naturaleza y convirtiéndola en su tema principal. Hassam tomará como características máximas para su pintura la atmósfera y la luz del paisaje, recibiendo buenas críticas que califican su trabajo de vital, positivo y radical.

En febrero de 1884 se casa con Kathleen Maude, tras varios años de noviazgo, convirtiéndose en su compañera para toda la vida.

Años de madurez

Hacia 1885 abandona por un tiempo la temática natural y se centra en paisajes urbanos de la ciudad de Boston, tanto de día como de noche, bajo la lluvia o cubierta por la niebla. Aunque serán sus acuarelas las que le seguirán reportando importantes ingresos.

En 1886 vuelve a Europa, acompañado de su esposa, alquilando un estudio en París cerca de la Place Pigalle. En estos momentos tendrá la oportunidad de estudiar en la famosa Académie Julian, tomando clases de dibujo con Gustave Boulanger y Jules Joseph Lefebvre.

Childe Hassam, Jardín de Celia Thaxter, 1890
Pronto desistirá alegando que “la academia era sobre todo rutina y aplastaba la originalidad”. Así que opta por salir a las calles parisinas e impregnar su paleta con los diferentes colores del día. Gracias a las obras que enviaba a Boston e iba vendiendo contaban con los ingresos necesarios para seguir en Europa.

Aunque no conoció personalmente a ninguno de los principales impresionistas franceses, admirando sus cuadros de primera mano sus escenas se empiezan a llenar de esa luz característica y de pinceladas más sueltas y libres. Expone varias obras en el Salón de París de 1889, como El otoño y Sol y flores, y otras tantas en la Exposición Universal del mismo año, donde le hacen entrega de la medalla de bronce.

Conoce más de cerca a Renoir cuando por fortuna se hace cargo del antiguo estudio del pintor. En él recupera algunos bocetos que habían quedado olvidados, afirmando que “no conocía bien a Renoir hasta ese momento, hasta que contemplé esos experimentos de color puro y me vi reflejado en ellos”.

También pasarán parte del verano de 1889 en Inglaterra, antes de regresar a América. Cada viaje que realiza Hassam es una experiencia que le enriquece, le hace madurar y progresar.

Cuando la pareja regresa establecen su residencia en Nueva York, montando un estudio en la Quinta Avenida y centrándose en reproducir los paisajes de su alrededor al aire libre. Su paleta se mueve desde los negros o marrones hasta los tonos pastel tan propios de Monet, consiguiendo una técnica impresionista completa y radical incluso cuando ya se estaba dando paso a nuevos movimientos como el fauvismo.

Su ingreso en la American Water Colour Society le permite establecer contacto con Twachtman y Weir, convirtiéndose en íntimos amigos. En estos momentos sigue plasmando la atmósfera elegante de la ciudad de Nueva York, de la que afirma que es la ciudad más bella del mundo. Captura a la sociedad neoyorquina en pleno movimiento.

A través de Theodore Robinson, pintor impresionista amigo de Monet, los tres amigos mantuvieron contacto con el artista francés cuando este residía en Giverny. Van a representar el núcleo del impresionismo estadounidense, dedicados a pintar su propia realidad con los diferentes cambios de luces y sombras y al aire libre, siempre que fuera posible.

Hassam alternará paisajes más urbanos con otros más típicos del movimiento impregnados de naturaleza, como los que realiza en Appledore Island, donde se forma una auténtica colonia de artistas en torno a la figura de la poetisa Celia Thaxter.

Después de otro paréntesis europeo, entre 1896 y 1897, formará en Nueva York una nueva sociedad conocida como The Ten, junto a sus inseparables Twachtman y Weir, añadiendo a su paleta cada vez colores más claros.

Childe Hassam, Día lluvioso en la Quinta Avenida, 1893
En 1906, tras convertirse en académico de la National Academy of Design, Hassam atraviesa un pequeño período de depresión y alcoholismo, del que supo salir con un renovado espíritu artístico. Cansado de la gran ciudad, comienza a viajar por el resto del país, volviendo a su querida Europa ente 1910 y 1911. Allí comprueba que París ha cambiado tanto como Nueva York, con muchos nuevos edificios en construcción.

En estos años disfruta de un creciente éxito gracias a su nuevo estilo, llegando a ganar hasta 6.000 dólares por obra vendida. Hasta 1920 atraviesa un período de gran producción y realiza varias series, siendo la más famosa la de Banderas, inspirado por un desfile en apoyo de la participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial que había tenido lugar en la Quinta Avenida. El lienzo más famoso de esta serie, La avenida en la lluvia, se encuentra hoy en la colección permanente de la Casa Blanca y fue la obra elegida por Barack Obama para decorar el Despacho Oval durante su presidencia.

Esta serie se convertirá en la más importante de su autor, cubriendo las distintas estaciones y todas las condiciones meteorológicas y lumínicas posibles.  En 1919, Hassam se mudará a East Hampton, Long Island, la que será su residencia de verano permanente. En 1920 lo nombran miembro de la American Academy of Arts and Letters, como reconocimiento por los logros alcanzados durante toda su vida y la influencia ejercida en el panorama artístico estadounidense, que comenzaba a moverse hacia el realismo propio de  Edward Hopper.

Tras una vida llena de viajes, intensa y en la que no dejó de mostrar su amor por la pintura en ningún momento, murió el 27 de agosto de 1935 en su casa de East Hampton, sin dejar de trabajar incansablemente, pues pensaba que “un artista debería pintar su propio tiempo y tratar la naturaleza como la siente […] los hombres que han tenido éxito son los hombres que han salido de la rutina”.

Bibliografía

WEINBERG, H. Barbara. Childe Hassam. American Impressionist. Metropolitan Museum of Art, 2004.

Vía| Ver bibliografía
Imagen| WikiArt

No hay comentarios: