martes, 10 de abril de 2018

Los orígenes de la población de la India

El estudio analiza 500.000 marcadores genéticos en los genomas de 132 individuos. Muchos grupos de población habrían vivido periodos de aislamiento genético

Los orígenes de la población de la India
Los orígenes de la población de la India, la segunda más grande del mundo, con un número de habitantes cercano a los 1.200 millones de personas podrían estar más cerca de esclarecerse gracias a la tecnología genómica. A pesar de la diversidad que se le podría presuponer a esta nación, en la que se hablan unas 400 lenguas diferentes, ahora un trabajo publicado en la revista 'Nature' defiende que casi todos los hindúes son portadores de una carga genética perteneciente a dos poblaciones ancestrales distintas, y que muchos de los grupos de población de los que proceden habrían vivido periodos de aislamiento genético durante miles de años.

Este trabajo, en el que han colaborado investigadores del Centro de Biología Celular y Molecular (CCMB, en sus siglas en inglés) de Hyderabad, la India, y científicos estadounidenses de la Universidad de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha reconstruido la historia de la India a través del análisis de más de 500.000 marcadores genéticos en los genomas de 132 individuos procedentes de 25 grupos diferentes repartidos a lo largo de 13 estados. Los participantes, además, hablaban seis familias de lenguas y eran miembros tanto de castas altas como bajas así como de grupos tribales.

Según los investigadores, los resultados evidencian que la mayoría de los indios proceden de dos antiguas poblaciones genéticamente divergentes. Una de ellas, la llamada Hindúes Ancestrales del Norte (ANI) es más parecida genéticamente a las poblaciones de Oriente medio, Asia central y Europa, mientras que la de los Hindúes Ancestrales del Sur (ASI) no está relacionada con ningún grupo fuera de la India.

Según los científicos, los rangos ancestrales ANI están presentes en la mayoría de los grupos de población de la India en un porcentaje que oscila entre el 39% y el 71%, siendo su presencia mayor entre quienes integran las tradicionales castas superiores y entre quienes hablan lenguas de la familia indoeuropea. Por otra parte, los grupos que sólo tienen ancestros ASI podrían haber desaparecido ya en la India continental, pero siguen existiendo en las islas Andamán, situadas en el océano Índico y donde viven alrededor de un millar de habitantes indígenas (el resto de población ha emigrado desde el continente) que son los únicos indios sin ancestros ANI.

El descubrimiento de que casi todos los grupos de la India vienen de la mezcla de estas dos poblaciones ancestrales afecta tanto a tribus como a castas. Kumarasamy Thangaraj, investigador del CCMB y coautor del estudio señala que es imposible distinguir entre castas y tribus a partir de los datos obtenidos, ya que los estudios genéticos prueban que no son sistemáticamente diferentes, lo que apoyaría que las castas se instituyeron desde organizaciones similares a las tribus durante la formación de la sociedad india. Esto contradice las teorías sostenidas por algunos historiadores que han defendido que el sistema de castas se reforzó en la época colonial, ya que los resultados de la investigación indican que muchas de las actuales diferencias entre grupos son antiguas y que una fuerte endogamia ha definido los patrones de matrimonio en este país durante miles de años.

Muchos grupos de población habrían vivido periodos de aislamiento genético
Aislamiento y endogamia

Otro hallazgo importante es el de que muchos de los grupos que integran la India actual proceden de un reducido número de 'individuos fundadores' que habrían estado aislados genéticamente. Las diferencias en la frecuencia de los alelos entre grupos en la India son mayores que en Europa, lo que refleja un fuerte 'efecto fundador', a consecuencia del cual las poblaciones locales presentan una escasa variabilidad genética. Este fenómeno de "cuello de botella" se ha mantenido a lo largo de los años gracias a la endogamia. Por este motivo, los autores predicen que, tal y como ya se ha demostrado en otras poblaciones como la finlandesa y la de los judíos askenazi, que también proceden de grupos de 'individuos fundadores' muy pequeños, es posible que se dé un exceso de enfermedades genéticas recesivas en la India que podrían ser sometidas a seguimiento e, incluso, situadas en el mapa de este país.

En opinión de Lalji Singh, investigador del CCMB, estos descubrimientos significarían que "genéticamente la India no es una única y gran población, sino que sería más correcto describirla como muchas poblaciones aisladas más pequeñas", a lo que Thangarai añade que "esto explicaría por qué la incidencia de enfermedades genéticas entre los indios es diferente del resto del mundo".

Para David Reich, coautor del estudio, profesor de genética de la escuela médica de Harvard y miembro del Broad Institute de Harvard y del MIT "es importante identificar a los grupos de población que proceden de un pequeño número de 'individuos fundadores' con carga genética más dominante, ya que futuros estudios podrían descubrir aquellos genes que causan enfermedades graves, lo que facilitará la atención médica de los individuos y familias que se encuentran en situación de riesgo".

Por último, Alkes Price, profesor de la Escuela de Salud Pública de Harvard, declara que "al estudiar la variación genética de la India hemos desarrollado un nuevo juego de herramientas para entender las relaciones entre grupos y la historia de la mezcla. Creemos que estas herramientas pueden impulsar futuros estudios, no sólo acerca de la historia de esta nación, sino de grupos del mundo entero".

Autor| Redacción
Vía| El Mundo
Imagen| USNews

No hay comentarios: