miércoles, 16 de mayo de 2018

El descubrimiento de una moneda arroja luz sobre la rebelión de Bar Kojba contra el Imperio Romano

La rebelión de Bar Kojba, que duró tres años y medio, fue la última y posiblemente la más grande de varias revueltas judías contra los gobernantes extranjeros de la Tierra de Israel en la antigüedad

El descubrimiento de una moneda arroja luz sobre la rebelión de Bar Kojba contra el Imperio Romano

En plenas festividades por Lag Baomer, se descubrió un vestigio de la revuelta liderada por el guerrero judío Simón Bar Kojbá, una moneda de bronce, en una cueva de piedra caliza en la ciudad central israelí de Modiin.

El descubrimiento de una moneda de bronce de la revuelta de Bar Kojba lejos del área de Jerusalén, hasta hace poco considerada el centro de los esfuerzos de los rebeldes, es una evidencia importante para los historiadores para corroborar la amplia extensión geográfica que abarcó la revuelta y sus partidarios, que presumiblemente tomaron refugio en la nueva cueva Modiin. Los historiadores han sostenido tradicionalmente que la revuelta tuvo poco apoyo entre los residentes que vivían al norte de Jerusalén. Sin embargo, esta moneda, junto con los descubrimientos recientes de otras cuevas, apunta a actividad rebelde en la zona.

Está grabada en un lado con un árbol de siete ramas con dos racimos de fechas, y la inscripción con las letras hebreas de Shinmemain, que conforman el nombre de Simón, el líder de la revuelta. En el otro, una hoja de parra y la inscripción abreviada, “LeHerut Yerushalayim” o “Por la libertad de Jerusalén“.

La moneda fue desenterrada durante las continuas excavaciones en Cisjordania en un proyecto arqueológico lanzado en 2014 para estudiar el sur de la región. Es una excavación conjunta entre la Coordinación de Actividades Gubernamentales del Ministerio de Defensa en los Territorios(COGAT), la Universidad Bar-Ilan y la Universidad Ariel.

“Suponemos que hay muchos artefactos arqueológicos que aún no se han descubierto en la región de Judea y Samaria“, dijo Hananiya Hizmi, jefe de la unidad de arqueología de COGAT. “Estamos trabajando en cooperación con muchos organismos, con el objetivo de descubrir y descubrir piezas históricas del pueblo judío en el área”.

La unidad ya está cumpliendo este objetivo con el descubrimiento de la moneda de bronce y otros artefactos. También se encontraron en la cueva, ubicada cerca de la aldea árabe de Qibya, fragmentos de vasijas y fragmentos de vidrio que también han sido fechados alrededor de la época de la revuelta.

La rebelión de Bar Kojba, que duró tres años y medio, fue la última y posiblemente la más grande de varias revueltas judías contra los gobernantes extranjeros de la Tierra de Israel en la antigüedad. Los rebeldes se prepararon bien antes de tiempo y, según el historiador del siglo III, Dio Cassius, legiones romanas de otros lares del Imperio tuvieron que ser llamadas para poder sofocar a la rebelión.

Cassius escribe que unas 50 fortalezas judías y más de 1,000 asentamientos fueron destruidos, lo que implicó la muerte de miles de judíos. Los líderes rabínicos que apoyaron a Bar Kojba fueron ejecutados, incluido el rabino Akiva, quien había ungido a Simón Bar Kojba, como el mismísimo mesías.

Uno de los estudiantes más venerados de Akiva fue Simón Bar Yojai, que se escondió con su hijo, el rabino Eleazar, en una cueva durante 13 años después de lanzar críticas contra el dominio romano. Se dice que murió el día 33 del Omer, conocido como Lag Baomer, que se celebra en todo el mundo judío.

La acuñación realizada por el movimiento de Bar Kojbá es única en su reciclaje sistemático generalizado de monedas antiguas, que se volvieron a sellar, o se sobrecargaron, con moldeados judíos. Los rebeldes físicamente sellaron los símbolos romanos, reemplazándolos con los judíos. Las caras de algunas monedas, incluido el bronce, se rellenaron ligeramente para alisar la superficie antes de sellar el molde de Bar Kojba.

Existe un debate sobre la hipótesis altamente simbólica dada por el numismático Yaakov Meshorer, quien murió en 2004, por el exceso de existencia de monedas. En una breve conversación con Donald T.Ariel, jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), dijo que las condiciones de conflicto podrían haber significado que los rebeldes “no tuvieron tiempo ni medios” para hacer monedas desde cero. Las monedas del tercer año en adelante no se inscribieron con un año específico. En cambio, se categorizan oficialmente como “sin fecha”, pero se identifican por su inscripción común: “LeHerut Yerushalayyim”, el hebreo para “Por la libertad de Jerusalén“. Los rebeldes nunca llegaron a Jerusalén, dijo Ariel. Más bien, usaron el lema como un grito de guerra.

Curiosamente, según Meshorer, una forma de fechar aún más las monedas se desarrolló al observar que el molde de las monedas se rompía cada vez más con el uso. Por lo tanto, una fisura aparece claramente en las monedas acuñadas en los últimos años. Las grietas mismas podrían ser una ventana a las condiciones de tiempo de guerra. Ariel, de la AAI, dijo que no es sorprendente cuando “estás teniendo este tipo de acuñación en medio de la nada”. Para Ariel, las grietas son “una señal de que las golpeaban mucho más allá de lo normal o que no sabían cómo hacer para que no se quebraran”.

De acuerdo con Meshorer, las monedas “sin fecha” constituyen la mayoría de los hallazgos de las monedas de la revuelta de Bar Kojba, más que los dos primeros años combinados. También fueron mejor conservados, lo que considera “testimonio del hecho de que su período de uso fue más corto que sus predecesores”.

Después del fracaso de la revuelta, los judíos no lograron autonomía en la Tierra de Israel y hay muy pocos indicios de que hayan acuñado su propia moneda. Por lo tanto, escribe Meshorer, la moneda de Bar Kojba con su rico simbolismo judío, es lo más destacado de la antigua acuñación judía. Si bien hay cientos de monedas de Bar Kojba en las bóvedas de la AAI, cada hallazgo nuevo es emocionante, dijo Ariel.

Traducción| ©EnlaceJudíoMéxico
Imagen| Time of Israel

No hay comentarios: