Las madrinas de guerra

La esperanza de los soldados en el frente

Detalle de una caricatura de una madrina y su ahijado, de la revista Fantasio, de noviembre de 1916

Uno de los aspectos más conocidos de la Primera Guerra Mundial es el profundamente negativo impacto que causó en unos jóvenes soldados que no estaban preparados para la vida en el frente. Los avances tecnológicos en materia militar y las enfermedades junto a los meses estancados en el barro de las trincheras les causaron irreversibles secuelas psicológicas a la mayoría de los supervivientes. De esta manera, necesitaban distraer su mente con algo que les animase a seguir adelante, como consiguieron gracias a las madrinas de guerra.

El concepto de madrina de guerra

La primera vez que se oye hablar de esto es en la Gran Guerra, concretamente en Francia. Se trataban de mujeres de distintas edades que, de forma voluntaria, se mantenían en contacto con los soldados del frente. A través de cartas, mantenían alta la moral de los mismos, a los cuales se les hacía cada vez más difícil llevar el día a día del conflicto bélico. En algunos casos, también se intercambiaban regalos, sobre todo en fechas señaladas. Hay que tener en cuenta que en muchos casos no se conocían entre ellos, pues la relación epistolar comenzaba a través de anuncios de periódicos o la recomendación de conocidos en común.

Es también necesario recalcar que a pesar de su apariencia romántica, no todas estas historias acababan con un matrimonio. No todos los contactos se producían entre personas jóvenes o de la misma edad. Al contrario; era habitual la figura de una mujer mayor que se hacía cargo de uno o más ahijados siguiendo más un sentimiento maternal que de otro tipo. Por otro lado, la figura de la madrina de guerra solía ser la de una mujer con cierto poder adquisitivo, como es el caso de la conocida coleccionista y escritora Gertrude Stein, nacida en una familia judía de clase alta estadounidense a finales del siglo XIX.

Caricatura de una madrina y su ahijado, de la revista Fantasio, de noviembre de 1916

En España

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939) también se atendió a este fenómeno sociológico, si bien no de la misma manera en un bando que en el otro. En el caso republicano, las mujeres contribuyeron al esfuerzo bélico en la misma medida que sus compañeros varones. Se presentaban de forma voluntaria para luchar, y no permitieron ser alejadas del frente. En octubre de 1936, un Decreto las instaba a dedicarse a tareas de auxilio en las llamadas Brigadas de trabajo o Trincheras de producción, pero esto no consiguió hacer cambiar de opinión a muchas de aquellas mujeres soldado que preferían el fusil al traje de enfermera.

En cuanto al bando contrario, la situación era bien diferente. Fue precisamente en octubre de 1936 cuando la viuda del falangista Onésimo Redondo, Mercedes Sanz Bachiller, sirviéndose del modelo de auxilio social nazi, organizó el llamado socorro de invierno. Las mujeres, en este caso, no gozaron del mismo tipo de relación agradable y mutua que había caracterizado a las madrinas de guerra y a los soldados entre 1914 y 1918, sino que además de verse obligadas a enviarles cartas para elevarles el ánimo, también debían incluso lavarles la ropa.

Conclusión

Está presente en la Literatura Universal la idea de la mujer perfecta como el ángel del hogar, esa figura femenina sumisa y eternamente compasiva, que perdona y da todo su esfuerzo para hacerles la vida más fácil a su familia y en especial a los hombres que forman parte de ella. No es exagerado afirmar que ese modelo traspasó la ficción hace ya un respetable número de siglos, y que se materializó de forma especialmente reseñable en las madrinas de guerra. Hemos visto, sin embargo, que dependiendo del contexto social y el concepto de mujer que rodease a la susodicha, ésta podía tomar una decisión muy diferente al respecto de la tarea de atender a los soldados.

Bibliografía

CANAL HISTORIA, VV.AA. (2013), La Gran Guerra: La Primera Guerra Mundial al descubierto, Barcelona: Plaza & Janés.

AZCONA PASTOR, J.M., TORREGROSA CARMONA, J.F. y RE, M. (editores) (2013), Guerra y Paz. La sociedad internacional: entre el conflicto y la cooperación, Madrid: Dykinson, S.L.

Vía| Ver bibliografía
Imagen| Wikipedia

Comentarios