sábado, 13 de octubre de 2018

Ibero-Valenciano: el testimonios de los primero judíos de Sefarad


Testimonios de los primero judíos de Sefarad, muestras fehacientes de su comprensión

Foto de la presentación de la investigación en la Cátedra Universitaria “Rey Juan Carlos” el pasado 15 de febrero del 2017

Dos años de fructífera búsqueda de palabras valencianas pre-latinas por todos los pueblos de la Comarca Alicantina de La Marina Alta, me permitieron confeccionar una amplia base de datos para el estudio de una nueva fórmula que me permitieran  traducir de forma comprensible y poner  fin  (al cabo de 100 años)  a la coletilla de “El Ibero se puede leer pero no entender”.

El método empleado es exclusivamente contable, basado en la estadística fonética de los pioneros escritores valencianos, (Tirant lo Blanc y otros) y ordenación de mayor a menor. Así mismo, la totalidad de signos Ibéricos levantinos  del yacimiento de San Miguel de Liria (Valencia),  el más rico en textos íberos, fueron sometidos al mismo tratamiento anterior, ytras muchas comparaciones posteriores de ambas valoraciones, me permitieron  encontrar nuevos valores fonéticos de cada uno de los signos ibéricos. Solo cuatro de los 28 oficialmente reconocidos hasta la fecha, coinciden  con los nuevos valores. Además de los 83 textos del catálogo “Inscripciones Ibéricas del Museo de Prehistoria de Valencia” editado por el  S.I.P. (Servicio de Investigaciones Prehistóricas de la Excelentísima Diputación de Valencia, por  el que fuera su Director Dr. Domingo Fletcher Valls, edición única de 1953 (hoy fácilmente localizable en Internet) pude añadir otros 33 más, de otras procedencias, estudiadas por este mismo autor y otros, formando un conjunto  de muy variada índole.

En la primera parte de mi investigación, se expone detalladamente los pormenores de la metodología  y desarrollo, precedido de un elogioso prólogo del insigne Catedrático de Historia del Derecho y sus Instituciones, y Director de la Cátedra Universitaria España-Israel  de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, “Dr. Ignacio Ruiz Rodríguez” el 15 de febrero del 2017, resaltando sobre todo las nuevas aportaciones que consigo para nuestra Protohistoria, tan escasa en documentación  directa en el período ibérico e inicio de la Cultura Romana

Todos los textos son expuestos en forma de ficha, indicando: el número, el mismo del catálogo; contexto, en su mayoría pintados o esgrafiados sobre cerámica, planchitas de plomo y otros soportes; foto del original; transcripción virtual para facilitar su lectura; traducción palabra por palabra; interpretación, cuando se juzga necesario, y comentario; y foto original de los dibujos que en algunos casos acompañan a las inscripciones.

En la segunda parte, presento un balance-desglose de todas las palabras traducidas con mi nuevo método con sus orígenes. Destacan las valencianas (muchas  ambivalentes a las actuales castellanas) y las de origen hebreo (casi todas son bíblicas). Ambas sobrepasan el 30 % cada una de ellas. Le siguen, pero con gran diferencia las griegas, lenguaje de germanías, árabe antiguo, galas, orientales y latinas. Otras con valores insignificantes que no llegan al 1%: las celtas y vascas.

A continuación, se hace un grafico-estudio de nombres de ciudades y accidentes geográficos traducidos  que conforman una hipotética ruta costera norte africana.

Una recopilación de párrafos de autores antiguos y modernos sobre Sefarad; fuentes hebreas, griegas y egipcias; analogías con la cultura etrusca, con lo Fenicio, y con ideas del substrato y relación de antiguas tradiciones, ayudan grandemente a  la comprensión de aparentes problema,  y refuerzan mis “consideraciones finales”.

Me es forzoso resaltar cómo, a pesar de ser un capítulo de los más estudiados por los especialistas, “La Numismática”;  los resultados son altamente sorprendentes al traducir por mi método las leyendas de algunas cecas (anversos y reversos) todo cambia mucho a mejor, afortunadamente.

Aparecen claramente diferenciadas las emisiones de cecas valencianas de las de importación, generalmente griegas. Se evidencia su principal función de financiación mercenaria y otras novedosas, tanto es así  que después de las doce primeras  traducciones pensé que valía la pena ampliar su estudio, cosa que realicé hasta llegar a 40, y… habrá cuerda para rato (perdonen mi vulgarismo).

Nuevos conocimientos sobre el comercio e influencias de los fenicios, más allá de los proporcionados por los tradicionales yacimientos andaluces e Ibiza han venido de la mano  de recientes excavaciones en las provincias de Alicante, “La Fonteta” en la playa de Santa Pola al sur, “Herna” en Crevillente en el centro, más “Benimaquía y Canor al norte. También en la de Castellón, donde están cambiando mucho sus perspectivas.

Cierro mi investigación con las 26 principales e “innegables pruebas” que se deducen, como apoyo a mi trabajo, y un colofón del gran sabio Don Ramón Menéndez Pidal, añadiendo, además, mi base de datos completa al término de la segunda y tercera selección.

Imagen| Foto de la presentación de la investigación en la Cátedra Universitaria “Rey Juan Carlos” el pasado 15 de febrero del 2017.

No hay comentarios: