lunes, 17 de diciembre de 2018

Jesús, un condenado a muerte en la cruz


La actuación contra Jesús se precipita por el incidente que ocurre en el Templo


La actuación contra Jesús se precipita por el incidente que ocurre en el Templo. Según Marcos, “dos días después eran la Pascua y los ázimos. Los pontífices y los escribas andaban buscando cómo arrestarlo con astucia y darle muerte. Pero se decían: «Durante la fiesta, no; no sea que haya algún motín del pueblo»”.

Como se lee en los Evangelios, dos días antes de la Pascua, “los pontífices y los escribas” conspiran contra Jesús, que, cuando aún faltan dos días para la Pascua, y evitando la reacción popular, buscan la forma de prenderlo. Finalmente, los soldados del Templo, por orden de Caifás, irrumpen en Getsemaní, hacen cautivo al Profeta, y lo conducen ante el sumo sacerdote y el Sanedrín. Este hecho, ¿sucede así?

Para Pagola, aunque ésta no es una opinión unánime entre los especialistas, es probable que este pasaje ocurra así. Incluso puede que sea cierta la colaboración que Judas presta a la autoridad. En este sentido, según Brown, es poco probable que la comunidad cristiana invente una tradición semejante y que, además, ésta sea protagonizada por uno de los doce apóstoles. Incluso Crossan, en contra de la postura de la mayor parte de los estudiosos del Jesus Seminar, considera que Judas es un personaje real, que es “seguidor” de Jesús y que lo traiciona. Por tanto, la  hipótesis de que tanto este personaje como su actuación son una creación pura de Marcos, que simboliza la traición del pueblo judío, no tiene unos fundamentos sólidos. Pero, sea o no Judas un traidor, ¿cómo suceden los hechos?

Puedes seguir leyendo más en la obra Jesús, del cerebro a la Cruz, disponible en Amazon

Imagen| Wikipedia

No hay comentarios: