jueves, 6 de diciembre de 2018

Las enseñanzas de Juan el Bautista a Jesús

Jesús, en un momento de su existencia, abandona a su familia y deja su forma de vida en Nazaret


Jesús, en un momento de su existencia y por unas circunstancias que desconocemos, abandona a su familia y deja su forma de vida en Nazaret para adentrarse en el desierto. Puede, según la opinión de algunos especialistas, que emprenda un viaje espiritual para buscar a Dios y que en su camino encuentre a Juan el Bautista. Se conocen ciertos casos, cercanos cronológicamente a Jesús, en los que algunos sujetos actúan de forma similar y en los que se establece unos paralelismos innegables. Entre otros, el historiador judío Flavio Josefo  cuenta la búsqueda que él mismo comienza cuando cuenta con unos dieciséis años de edad y que le lleva también hasta tierras desérticas. Durante tres años, en este medio hostil, se une a Banus, un singular individuo que en el desierto lleva una existencia dura, frugal y ascética. Tras su etapa de preparación y formación en la más pura y estricta tradición judía, Josefo inicia su vida pública, sobre el año 63/64, a la edad de veintiséis años.

En esta época, cuando entra en contacto con Juan, Jesús no cuenta todavía con un proyecto propio. Sin embargo, parece claro que admira mucho al Bautista, tanto que llega a decir de él que es “más que un profeta” e, incluso, que se trata del “mayor entre los nacidos de mujer”. Pero, ¿por qué lo elogia tanto?

Seguir leyendo en la obra Jesús, del cerebro a la Cruz, disponible en Amazon

Imagen| Wikipedia

No hay comentarios: