lunes, 15 de julio de 2019

¿Cómo se fundaban las ciudades romanas?

La ciudad de Roma sirvió como modelo para la fundación del resto de ciudades del Imperio

Elementos de una ciudad romana

Roma se convierte en una gran potencia y como tal va a ir conquistando ciudades, anexionando y remodelando asentamientos antiguos teniendo en cuenta su posición estratégica, ya que las ciudades nuevas eran erigidas en zonas donde los romanos pudieran controlar rutas comerciales y enclaves importantes como zonas mineras o agrícolas.

Para fundar una ciudad, los romanos, siguieron los preceptos de los etruscos, por lo que antes de construir nada se consultaba a los dioses para saber si ese lugar era idóneo para la fundación de una ciudad. Esta ceremonia era conocida como la “inauguratio” en la que los augures se fijaban en el clima, en los pájaros, etc. Para determinar si ese lugar era aceptado por los dioses.

En caso de que el lugar obtuviera un resultado favorable se procedía a la ceremonia de la “limitatio” en la que se marcaba el perímetro de la ciudad con un carro tirado por bueyes. Esto creaba el surco originario donde se debía de levantar la muralla o “pomerium”. En esta delimitación se reservaban cuatro zonas, una sagrada donde se erigirían los templos, una residencial para las viviendas, otra pública y una parte del territorio se dejaba libre por si la ciudad crecía.

Más tarde se llevaba a cabo la ceremonia de la “consagratio” en la que un sacerdote hacía sacrificios en honor a los dioses de la Tríada capitolina. Este ritual se completaba con la “centuriatio” en la que el territorio se dividía en parcelas entre los colonos de la ciudad.

Las ciudades romanas seguían un plano hipodámico, es decir, que organizaban sus calles en ángulo recto creando manzanas rectangulares, a la hora de ordenarlas se trazaban dos calles principales cortadas en un ángulo de noventa grados, de norte a sur el cardo maximus y de este a oeste el decumanus maximus. En la intersección de estas dos calles se emplazaba el foro, que era una gran plaza porticada donde se erigían los edificios públicos principales como la curia, las basílicas y los templos.

Las calles secundarias se trazaban en paralelo con las dos calles principales creando así el plano hipódamico del que se hablaba antes. En esas manzanas se colocaban las insulaes que eran bloques de casas utilizados por los ciudadanos que no podían permitirse vivir en una domus. En la parte de debajo de esos bloques de viviendas se instalaban las tabernae que eran tiendas y talleres que se abrían hacia la calle.

Cerca del foro se situaban otros edificios de carácter lúdico y comercial como lo eran las termas, los gimnasios y el mercado. Las termas eran recintos públicos de grandes dimensiones que albergaban palestras o gimnasios, un espacio de reunión e incluso bibliotecas. Próximo al centro de la ciudad había un mercado o macellum, un mercado cubierto que se dedicaba a abastecer a la ciudad con provisiones.
Más apartado del foro se construyeron otros edificios que van a tener mucha importancia en el mundo romano, éstos son: el teatro, el anfiteatro y el circo. Se trata de edificios de carácter lúdico donde se celebraban todo tipo de espectáculos.

¿Sabías cómo se fundaban y se organizaban las ciudades romanas?

Imagen| Geogebras

No hay comentarios: