Hallan restos femeninos en un monasterio reservado desde hace siglos exclusivamente a los hombres

El descubrimiento de huesos femeninos en el Monte Athos, una península del norte de Grecia donde históricamente las mujeres han tenido prohibida la entrada, plantea varios interrogantes

Vista parcial del Monte Athos, al norte de Grecia. Wikipedia

Desde la antigüedad el Monte Athos ha sido terreno vedado para las mujeres. Esta península montañosa situada en el noreste de Grecia alberga decenas de monasterios, iglesias y capillas ortodoxas y constituye, desde su fundación en el siglo X, un territorio monástico autónomo cuyas normas prohíben la presencia de mujeres e incluso de animales hembra, con la excepción de las gatas.

Ahora, sin embargo, una sepultura encontrada bajo una capilla podría desvelar que esta prohibición no siempre fue implementada efectivamente. La antropóloga estadounidense Laura Wynn-Antikas, que analizó los restos óseos encontrados recientemente bajo la capilla de San Anastasio del monasterio de Pantokrator, llegó a la conclusión de que los huesos pertenecen a una mujer.

Los arqueólogos dicen que los huesos en el sitio en el Monte Athos son tan pequeños que podrían pertenecer a una mujer. Fotografía: Phaidon Hadjiantoniou

"Los huesos no mienten. Le dirán cómo vivió una persona y tal vez incluso cómo murió. Entras preparado para verlo todo", señaló la científica citada por The Guardian.

Los investigadores creen que los huesos, que estaban incrustados en el suelo de piedra de la capilla, formaban parte de una sepultura secundaria, es decir, que fueron trasladados a la capilla desde su tumba original. Wynn-Antikas lamenta estar ante un entierro secundario, ya que eso significa que se ha perdido mucha información. "Pero también nos dice que estas personas eran lo suficientemente importantes como para levantar el suelo de una iglesia importante para colocarlas allí", explica la científica, que indica que los restos, de al menos siete personas, fueron transferidos desde sus tumbas originales con el máximo cuidado.

Intrigadas por el hallazgo e interesadas en conocer la verdad, las autoridades del monasterio de Pantokrator propusieron que las muestras sean sometidas a una datación por radiocarbono.

La capilla de San Atanasio, donde se encontraron los huesos. Fotografía: Phaidon Hadjiantoniou

"Si se trata de una mujer, o de más de una mujer, surgirán muchas preguntas", comentó Wynn-Antikas.

Actualmente la comunidad monástica autónoma del Monte Athos consta de unos 2.500 monjes, tanto griegos como extranjeros, que viven en cuevas, chozas o en alguno de los 20 monasterios existentes en esta área. Entre ellos no hay ninguna mujer. 

A pesar de que la UE declaró ilegal la prohibición de la entrada a las mujeres, la medida sigue estando vigente y se extiende a hasta 500 metros de la costa de Athos.

Autoría| Redacción
Vía| The Guardian
Imágenes| Wikipedia, Phaidon Hadjiantoniou

No hay comentarios: