Descubren en México cráneos que evidencian la sorprendente diversidad de los primeros pobladores de América del Norte

Los restos hallados al sureste del país azteca muestran que la composición de la primera población de América del Norte podría ser más compleja que la del sur del continente

Los cráneos utilizados en el estudio. 2020 Hubbe et al.

Cuatro cráneos hallados en cuevas del estado mexicano de Quintana Roo y datados de entre 9.000 y 11.700 años de antigüedad, tenían rasgos morfológicos tan distintos que bien podrían ser considerados provenientes de diferentes partes del mundo, informa el estudio de un equipo mexicano-estadounidense, publicado este miércoles en la revista PLOS One.

Los restos fueron descubiertos entre los años 2015 y 2018. Posteriormente los investigadores –encabezados por Mark Hubbe, de la Universidad de Ohio (EE.UU.), y Alejandro Terrazas Mata, de la Universidad Nacional Autónoma de México– utilizaron un tomógrafo para crear copias 3D de esos restos.

Tras analizar las imágenes, descubrieron que los cráneos, aunque cercanos territorial y temporalmente, son muy lejanos entre sí en lo que toca a su forma. De hecho, dos especímenes resultaron similares a los cráneos de las poblaciones árticas de América del Norte y Groenlandia. Entre tanto, otro es más semejante a los pobladores prehispánicos de América del Sur, y el cuarto tiene rasgos morfológicos característicos para los europeos.

De este modo, lo que el análisis demuestra es que los primeros pobladores de América del Norte eran distintos a –y más diversos que– los grupos que migraron al sur.

Un arqueólogo subacuático con el cráneo El Pit I en el cenote del mismo nombre en Quintana Roo, México. Jerónimo Avilés / The Ohio State University
"No todos los cráneos que analizamos se parecían a los de América del Sur. Son bastante distintos en cuanto a la morfología", cita a Hubbe un comunicado de la Universidad de Ohio. "Los primeros americanos fueron mucho más complejos, mucho más diversos de lo que pensábamos", dijo.

"Siempre supusimos que lo que estaba sucediendo en América del Sur era [también] cierto en América del Norte. Ahora debemos revisar eso. Necesitamos dejar de hablar sobre el asentamiento de las Américas. Deberíamos hablar sobre el asentamiento en América del Norte y el asentamiento en América del Sur como algo muy diferente", explicó el investigador.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| PLOS One
Imagen| 2020 Hubbe et al., Jerónimo Avilés / The Ohio State University

No hay comentarios: