Los esclavos del rey (I). Clases y formas de aprovisionamiento para las galeras del siglo XVIII

Junto a la función militar, las galeras desempeñaron un papel fundamental dentro de la historia penitenciaria española

Esclavos transportando víveres a una galera

Junto a la función militar, las galeras desempeñaron un papel fundamental dentro de la historia penitenciaria española. Esta pena tuvo su origen en el intento de suministrar remeros forzosos para paliar la disminución de buenas boyas o remeros voluntarios. Sin embargo, el utilitarismo de las condenas no bastó para llenar de remeros los bancos de las galeras y se tuvo que recurrir a completar sus chusmas con esclavos.

La dotación de remeros de las galeras españolas del siglo XVIII estuvo compuesta básicamente por dos grandes grupos: los esclavos y los forzados –los buenas boyas eran prácticamente inexistentes-.La evolución de los distintos grupos que componían la chusma de galeras fluctuó en función de una serie de condicionantes históricos y logísticos, tales como las presas realizadas o las largas campañas en el extranjero, algo que afectó especialmente al sector de los esclavos.

A pesar de las características socioculturales y status jurídico, tanto esclavos como forzados fueron tratados al remo de forma similar, sin apenas distinción. Se consiguió así una masa humana uniforme, en la que cada remero constituía en su puesto una pieza importante del sistema de propulsión de la nave.

La mayoría de esclavos que sirvieron en galeras fueron capturados durante la permanente guerra que España sostuvo contra los berberiscos, los que tras su captura pasaban a ser propiedad del rey, debiendo servir por vida en ellas. Sólo podían tener la esperanza de ser liberados a partir la conversión al cristianismo, fuera realizada de forma sincera o por conveniencia,cuando se canjeaban por esclavos cristianos, cuando llegaban a una edad muy avanzada o quedaban inútiles para manejar el remo, si es que antes no se vendían en pública subasta. En caso de ser puestos en libertad no se les permitía volver a su tierra de origen y debían avecindarse en lugares alejados de las regiones costeras del país para evitar posibles contactos con corsarios berberiscos. Si incumplían este punto, se les amenazaba con condenarles a galeras como esclavos reales a perpetuidad.

En galeras, su función principal consistió en realizar la boga, aunque también fue habitual que los que se consideraran de “confianza” y menor riesgo de fuga, se les encomendaran otro tipo de servicios, tales como los de músicos, servidumbre personal, limpieza, aprovisionamiento de leña, aguadas, compra de víveres y otros productos.

Hubo una gran variedad de clases de esclavos a los remos, desde aquellos que en principio eran propiedad de particulares que por sentencia judicial eran condenados a galeras por un tiempo limitado, hasta los adquiridos por compra en los mercados de esclavos; la modalidad más corriente procedió de la captura en combate, causa por la que fueron llamados “moros de presa”. Otras formas de ingreso a lo largo del primer tercio del siglo XVIII, las podemos resumir en el siguiente cuadro, correspondiente al periodo comprendido entre 1700 y 1733:

FORMAS DE INGRESO DE LOS ESCLAVOS EN LAS GALERAS ESPAÑOLAS (1700-1733)

TIPO DE INGRESO
NÚMERO
%
PRESA
1.100
80,1
COMPRA
190
13,8
RESCATE
30
2,2
TRUEQUE
25
1,8
REPOSICIÓN
17
1,2
CESIÓN
9
0,7
SENTENCIA
2
0,2
TOTAL
1.373
100
Fuente: Los forzados de Marina en la España del siglo XVIII (1700-1775)

Vía| MARTÍNEZ MATÍNEZ, Manuel. Los forzados de Marina en la España del siglo XVIII (1700-1765).
Imagen| Esclavos transportando víveres a una galera

No hay comentarios: