Los genios del arte a través de los ojos del cine

Las vivencias, las pasiones y la inspiración de grandes artistas, se han visto reflejadas gracias a la labor del séptimo arte.

Colin Firth y Scarlett Johansson en La joven de la perla, 2003

Artistas de todos los tiempos han buscado siempre la inspiración clave para sus obras. Pero quizás, lo que no se imaginaban es que ellos mismos llegarían a inspirar a otros. El cine nos ofrece un mundo apasionante, capaz de acercarnos a la vida de nuestros pintores favoritos.  Algo posible gracias a la labor de actores y directores que consiguen que estos genios vuelvan a estar vivos, aunque sea por un breve espacio de tiempo. Son muchos los títulos que se podrían reflejar aquí, siendo algunas de estas cintas auténticas joyas del cine.

Antonio Banderas en Genius: Picasso, 2018

Tomemos, en primer lugar, un nombre tan icónico como el de Pablo Picasso. La vida de uno de los creadores más polifacéticos del siglo XX constituye una fuente inagotable de inspiración. Aunque algunos de estos retratos son más fieles que otros, son varias las ocasiones en las que se ha llevado la figura de Picasso a la gran pantalla. En Sobrevivir a Picasso, 1996, de James Ivory, somos testigos de los esfuerzos de  Anthony Hopkins por encarnarlo. Desafortunadamente, el guión no fue demasiado acertado. 

La más reciente interpretación del pintor cubista es la de Antonio Banderas. Este actor siente una especial debilidad por el artista malagueño, por lo que fue para él un honor tener la oportunidad de meterse bajo su piel. Se trata de una miniserie hecha para National Geographic. Se titula Genius: Picasso y se estrenó en 2018. Aunque las actuaciones son intachables, aún está por llegar un biopic mucho más certero sobre uno de los artistas más extraordinarios que han existido.

Kirk Douglas y Anthony Quinn en El loco del pelo rojo, 1956

Vincent van Gogh también ha inspirado un buen número de películas. El principal exponente del postimpresionismo es uno de los maestros indiscutibles del arte. Puede que sea uno de los personajes con más representación en el terreno cinematográfico. Su carrera autodidacta o su íntima relación con su hermano Theo y con Gauguin, son las principales fuentes para los guiones. Seguro que todos recordamos el mítico título de El loco del pelo rojo, que firmó Vicente Minnelli en 1956.

En esta película, el actor Kirk Douglas asume el papel de Van Gogh, mientras que Anthony Quinn le da una soberbia réplica como Gauguin (un papel que le valió el Oscar al mejor actor de reparto). En la cinta se logra transmitirla explosión de color de los lienzos de Van Gogh.

Cartel de At Eternty’s Gate, 2018

En Vincent y Theo, 1990, de Robert Altman, es Tim Roth quien interpreta al genio neerlandés. Otra obra fílmica inspirada en este pintor es Los sueños de Akira Kurosawa, 1990, de Akira Kurosawa; en uno de estos “sueños”, el mismísimo Martin Scorsese es Van Gogh y podemos adentramos, literalmente, en sus cuadros. En Loving Vincent, 2017, de Dorota Kobiela y Hugh Welchman, se realiza un extraordinario homenaje al autor, a través de la animación. La película más reciente es At Eternitys Gate2018, de Julian Schnabel, que nos muestra a unsublime Willem Dafoe personificando a Van Gogh. Se plasman los trastornos mentales que lo torturaban, sobre todo durante sus últimos años de su vida, y se rodó en las mismas localizaciones donde el artista vivió. Es una manera única de conocer su mundo más íntimo.

Salma Hayek en Frida, 2002

¿A quién no le apasiona Frida Kahlo? La inspiración de la archiconocida pintora mexicana bebe directamente de su sufrimiento, su grave accidente y sus vivencias personales. Su obra es una mezcla de elementos surrealistas, expresionistas y el carácter popular que le dan sus orígenes. Como ella misma escribió, “la pintura ha llenado mi vida. He perdido tres hijos y otra serie de cosas que hubiesen podido llenar mi horrible vida. La pintura lo ha sustituido todo. Creo que no hay nada mejor que el trabajo”. Además, Kahlo es un verdadero símbolo del feminismo, algo que se refleja fielmente en Frida, dirigida por Julie Taymor en 2002. La actriz elegida para el papel fue Salma Hayek, que guarda además un increíble parecido físico con la artista. El hilo conductor del film es la compleja relación que mantuvo con el amor de su vida, el muralista Diego Rivera, al que interpreta espléndidamente Alfred Molina. Se nos plantea un intenso viaje para conocer los entresijos de esta pareja artística.

Cartel de Pollock: la vida de un creador, 2000

Hablemos ahora de uno de los autores más transgresores del siglo XX, máximo representante del expresionismo abstracto norteamericano: Jackson Pollock. Creó una técnica muy particular, además de un modo de trabajar totalmente apasionado. Este pintor tiene también una de las mejores obras cinematográficas que se han realizado sobre la vida de un artista, Pollock: la vida de un creador. Es una película del año 2000 dirigida y protagonizada por Ed Harris. Le acompaña Marcia Gay Harden como su eterna compañera Lee Krasner, un papel por el que obtuvo el Oscar como mejor actriz de reparto. El complicado carácter de Pollock y el desarrollo del dripping, con los lienzos estirados por el suelo, están perfectamente representados en la gran pantalla. Es un más que acertado guión para comprender el proceso creativo y la personalidad de este genio.

Cambiando completamente de tercio, si hay una película que refleje a la perfección el modo de trabajar de un pintor, esa es La joven de la perla, dirigida por Peter Webber en 2003. Johannes Vermeer es uno de los maestros del Siglo de Oro neerlandés, mundialmente reconocido por su tratamiento de la luz, su sensibilidad y también su reducida producción. La joven de la perla está basada en una novela histórica, que mezcla la ficción para explicar el misterioso origen del lienzo más célebre de Vermeer. Afortunadamente, el actor Colin Firth va mucho más allá, consiguiendo recrear el temperamento y el ingenio del pintor de forma sublime. Los rincones de Delft van pasando ante nuestros ojos con una extraordinaria sutileza. Es gracias a esa ambientación, a la belleza de la fotografía y al lujo de detalles, que parece que estamos dentro de un cuadro de Vermeer.

Timothy Spall en Mr. Turner, 2014

En última instancia, nos centraremos ahora en el pintor inglés del Romanticismo por antonomasia, J. M. W. Turner, un auténtico mago de la luz. Su vida y su obra fueron la fuente de inspiración para Mr. Turner, estrenada en 2014 y dirigida por Mike Leigh. En los potentes lienzos de Turner se refleja el concepto de “lo sublime”, por el que la naturaleza domina al ser humano. Por lo que respecta a la película, los juegos de la luz, las composiciones y la figura imponente de Timothy Spall encarnando a Turner, hacen brillar a esta joya cinematográfica. Te dejará totalmente hipnotizado.

Los films en los que diferentes actores dan vida a los grandes genios del arte son incontables. Ya puedes comenzar tu sesión de cine y sumergirte dentro de su universo.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Imágenes| Wikipedia

No hay comentarios: