Descubren un campo del juego de pelota de hace 3.400 años en México

El campo del juego de pelota habría sido utilizado para el famoso juego 'pok-ta-pok', al que alguna vez se jugó en toda Mesoamérica

Las figuras de jugadores de juegos de pelota en el museo de antropología de la Ciudad de México el 16 de marzo de 2011

Después de varios años de excavaciones y mapeos, un grupo de científicos concluyó que una misteriosa estructura descubierta en Etlatongo, un pueblo con alrededor de 3.400 años de antigüedad en las montañas de Oaxaca (México), había sido un campo utilizado para el famoso juego 'pok-ta-pok'. Los resultados de la investigación fueron publicados el pasado 13 de marzo en la revista Science Advances.

Los arqueólogos Jeffrey Blomster y Víctor Salazar Chávez comenzaron las excavaciones en 2015, y para eso eligieron un lugar en el centro del pueblo, que parecía ser un espacio público importante. El caso es que, en lugar de encontrar algún tipo de templo o palacio, lo que el equipo descubrió fue un suelo de piedra plana con una extensión de 46 metros (aproximadamente la mitad de un campo de fútbol), flanqueado por escalones hechos de arcilla y piedra. 

Además del campo del juego de pelota, en el sitio se encontraron varias figuras que representan a jugadores de 'pok-ta-pok' con cinturones acolchados que se usaban para golpear a la pelota. Según el informe de la investigación, en ocasiones pasadas se han encontrado figuras similares en la primera ciudad de Mesoamérica, que floreció en la costa del golfo de México entre los 1.400 y 1.000 años a.C. 

El juego era popular en las culturas precolombinas de la región del actual México, como las dominadas por los aztecas. En ese espectáculo, de carácter tanto deportivo como ceremonial, los competidores intentaban hacer pasar una bola a través de un aro de piedra que sobresalía de una pared, impulsándola con sus caderas. Al final del juego, en algunos casos los ganadores eran sacrificados a los dioses.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| Science Advances
Imagen| Henry Romero / Reuters

No hay comentarios: