Encuentran restos carbonizados de alimentos ingeridos por humanos hace más de 50.000 años

El hallazgo demostraría que los primeros habitantes de Australia consumían diferentes alimentos vegetales, incluidos los que requerían preparación para ser comestibles

Imagen ilustrativa. Encuentran restos carbonizados de alimentos ingeridos por humanos hace más de 50.000 años

Un grupo de científicos ha descubierto en Madjedbebe (Territorio del Norte, Australia) los restos carbonizados de distintos alimentos de origen vegetal de entre 65.000 y 53.000 años de antigüedad, según un estudio publicado en Nature Communications.

Con la ayuda de aborígenes, los expertos encontraron los restos —conservados como trozos de carbón vegetal— entre los restos de antiguas cocinas de hogares situados en un refugio de piedra arenisca que está considerada como el sitio aborigen más antiguo de todo el país oceánico.

Los científicos pudieron identificar 10 alimentos vegetales diferentes mediante el análisis del carbón vegetal conservado, entre ellos distintos tipos de frutas, nueces, tallos de palmera, raíces y tubérculos. Esto demostraría que los primeros habitantes de Australia consumían diferentes alimentos vegetales, incluidos aquellos que requerían preparación para resultar comestibles.

Adaptación al medio

"Los primeros australianos tenían grandes conocimientos botánicos y esta fue una de las cosas que les permitió adaptarse y prosperar en este nuevo entorno", explica Anna Florid, miembro de la Universidad de Queensland y autora del estudio. "Pudieron garantizar el acceso a carbohidratos, grasas e incluso proteínas al aplicar este conocimiento, así como la innovación tecnológica y la mano de obra, la recolección y el procesamiento de alimentos vegetales australianos", añadió.

Los investigadores aseguran que el reciente hallazgo corresponde a una época anterior a las pruebas existentes de este tipo de prácticas en Sahul, antiguo continente que durante miles de años abarcó Australia, Nueva Guinea, Tasmania y la isla indonesia de Ceram.

"Estos resultados sugieren que la amplitud de la dieta sustenta el éxito de las primeras poblaciones humanas modernas en esta región", señala el estudio, subrayando que el uso de "mano de obra en el procesamiento de plantas" garantizaba "el acceso fiable a nutrientes en nuevos entornos".

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| Nature Communication
Imagen| Wikipedia

No hay comentarios: