Reabren la Casa de los Amantes en Pompeya 40 años después de que la destruyera un terremoto

Los trabajos costaron más de 110 millones de dólares y permitieron realizar hallazgos significativos y sorprendentes

Arqueólogos trabajan en la Casa de los Amantes, Pompeya, Italia, 18 de febrero de 2020. Ciro De Luca / Reuters

La Casa de los Amantes, uno de los lugares más espectaculares del sitio arqueológico de Pompeya (Campania, Italia), reabrió sus puertas el pasado 18 de febrero tras 40 años cerrada, reporta la agencia AFP.

Ese edificio construido en el siglo I a.C., el único de la zona que conservó el segundo piso durante la erupción del volcán Vesubio en el año 79, vuelve a ser seguro para los visitantes, quienes podrán admirar partes que anteriormente estaban ocultas. 

La Casa de los Amantes, Pompeya, Italia, 18 de febrero de 2020. Alessandro Pone / AP

El inmueble está decorado con frescos que representan escenas de la vida y paisajes idílicos con moluscos y peces. Su nombre proviene de la inscripción en latín escrita en su entrada: 'Los amantes son como abejas, pasan una vida dulce como la miel. Quería que fuera así'.

Esta restauración comenzó en 2013, contó con la participación de arqueólogos, arquitectos, ingenieros, geólogos y antropólogos, incluyó trabajos en la Casa de la Nave Europa y la Casa del Huerto y costó alrededor de 110 millones de dólares. 

Inscripción en latín que dio nombre a la Casa de los Amantes, Pompeya, Italia. Alessandro Pone / AP

Durante las reparaciones se produjeron varios hallazgos significativos y sorprendentes, como la aparición de un fresco con gladiadores "extremadamente realista".

Asimismo, una inscripción descubierta hace dos años ofreció datos sobre la fecha precisa en que la erupción del Vesubio devastó Pompeya. 

Una restauradora trabaja en la Casa de los Amantes, Pompeya, Italia, 18 de febrero de 2020. Alessandro Pone / AP

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| AFP
Imágenes| Ciro De Luca / Reuters, Alessandro Pone / AP

No hay comentarios: