Un aventurero descubre accidentalmente una antigua cueva con pinturas con formas de humanos y equidos en Egipto

En el lugar también se encontraron grandes cantidades de excrementos de animales, lo que indica que el sitio era utilizado como refugio de beduinos y su ganado

Pintura rupestre hallada en una cueva encontrada en la península de Sinaí (Egipto)

Un hombre ha encontrado por accidente una cueva decorada con antiguas pinturas en el desierto de la península de Sinaí, en Egipto. El Ministerio de Turismo y Antigüedades se refirió al sujeto como un "aventurero del desierto", e informó que tras el hallazgo, los expertos documentaron las coloridas inscripciones de la caverna.

Se trata de representaciones pintadas en diferentes épocas. Algunos de los animales más antiguos parecen ser burros o mulas, caracterizados con color rojo oscuro, y se cree que fueron plasmados entre el año 5.500 a.C. y 10.000 a.C.



En otra sección se encontraron escenas de mujeres y paisajes que podrían pertenecer a la Edad de Cobre. Además, existe un tercer grupo de pinturas de personas y un camello, que probablemente fueron pintadas en una fecha después de Cristo.

"Obviamente, los comentarios basados en unas pocas imágenes y un informe inicial son arriesgados. Lo que sí se puede decir es que los antiguos egipcios eran grafiteros empedernidos y no podían evitar describir el paisaje, especialmente en los caminos y en los lugares de actividad de los desiertos", señaló a Newsweek John Darnell, investigador de la Universidad de Yale.

La caverna mide 22 metros de ancho, 3,5 metros de alto y 3 metros de profundidad. Las autoridades han indicado que la cueva se encuentra en una zona de difícil acceso, aproximadamente 30 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Catalina y 60 kilómetros al sudeste del templo de Hathor, en la localidad de Sarabit al-Jadim.



El Ministerio también ha documentado la presencia de una serie de huellas de manos humanas en el techo de la cueva. "Las manos del sitio del Sinaí parecen ser de un estilo diferente, y posiblemente más tardías que los otros ejemplos muy tempranos del desierto occidental", aclaró Darnell.

Los expertos explicaron que en el lugar también se encontraron grandes cantidades de excrementos de animales, lo que indica que el lugar era utilizado como refugio de beduinos y su ganado para protegerse de las lluvias, las tormentas y el frío de la tarde.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto
Imágenes| Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

No hay comentarios: