El cráneo de ‘Homo erectus’ descubierto en Sudáfrica apunta a que nuestro antepasado existió 200.000 años antes de lo que se pensaba

El hallazgo sugiere que el 'Homo erectus' probablemente no evolucionó en África oriental, una creencia predominante entre los científicos, sino en otro lugar de África, potencialmente en Sudáfrica

El cráneo de ‘Homo erectus’ descubierto en Sudáfrica apunta a que nuestro antepasado existió 200.000 años antes de lo que se pensaba. / Therese van Wyk, University of Johannesburg

Un equipo internacional de científicos de Sudáfrica, Australia, Italia y EE.UU. descubrió un cráneo de 'Homo erectus' que data de hace casi 2 millones de años  en el sitio paleontológico sudafricano de Drimolen, informa Science.

Este importante hallazgo —que confirmaría la aparición del 'Homo erectus 200.000 años antes de lo que se pensaba— reafirma que los orígenes de la especie están en África, no en Asia. Sin embargo, el descubrimiento sugiere que el 'Homo erectus' probablemente no evolucionó en África oriental, una creencia predominante entre los científicos, sino quizás en otro lugar de África, o potencialmente en Sudáfrica, apunta en su artículo en Science Alert la investigadora del Instituto de Estudios Paleontológicos de la Universidad de Johannesburgo, Stephanie Baker, una de las autoras del estudio.
La científica sostiene que el hallazgo sudafricano significa que el sitio de los fósiles de Drimolen, donde se produjo el descubrimiento, "podría representar un cambio importante en la narrativa de que todas las primeras especies de ascendencia humana son de África Oriental".

En el yacimiento de Drimolen —ubicado dentro del conjunto de lugares paleontólogicos conocidos como la Cuna de la Humanidad, al noroeste de Johannesburgo— se han realizado excavaciones desde su descubrimiento en 1992. Precisamente en ese lugar el equipo descubrió en 2015 el cráneo fósil que fue clasificado como DNH 134.

El equipo utilizó para la datación del cráneo una combinación de varios métodos, incluidos los métodos con uranio-plomo y la resonancia paramagnética electrónica ('Electron Spin Resonance', ESR). Cada una de estas técnicas complementarias ayudó a establecer una edad muy ajustada, de 2,04-1,95 millones de años, para toda la cantera principal de Drimolen y los fósiles encontrados en ella, incluido el DNH 134.

"El DNH 134 es extremadamente significativo. Su descubrimiento y datación significa que la historia del 'Homo erectus' y su viaje fuera de África es más complicado de lo que se pensaba. Además, también sabemos que Sudáfrica desempeñó un papel fundamental en esta especie clave que finalmente nos generó a nosotros", sostuvo Baker.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción
Vía| RT Actualidad
Imagen| RT Actualidad

No hay comentarios: