Detectan un auge de la construcción en Gran Bretaña justo antes del final del Neolítico y la invasión de los pueblos de bronce

El santuario Mount Pleasant, de 370 metros de diámetro, fue construido durante 35-125 años, lo que requería "una contribución significativa de mano de obra y apoyo logístico de mucha gente", así como la atracción de personas de fuera de su región inmediata

El centro ceremonial Mount Pleasant cartografiado mediante la prospección magnética. Vía: Historic England

El final del Neolítico en el sur de Gran Bretaña estuvo marcado por la intensificación de la actividad constructiva, según se desprende de un análisis del centro ceremonial Mount Pleasant realizado por un equipo de investigadores británicos.

Encontrado en 1970-1971, Mount Pleasant es uno de los 'henges' —complejos ceremoniales concéntricos típicos de la prehistoria de la isla— más grandes conocidos.

Parte del mega henge de Mount Pleasant excavado a principios de la década de 1970. Vía: Universidad de Cardiff

Se creía que la estructura, de un diámetro máximo de 370 metros, fue el resultado de varios siglos de trabajos durante el final del Neolítico y el inicio de la Edad de Bronce. No obstante, 59 dataciones de radiocarbono realizadas por los científicos muestran que fue erigido en un intervalo considerablemente más corto, de entre 35 y 125 años, en el siglo XXVI a.C.

"Este período es la duración de quizás entre dos y cinco generaciones sucesivas, [...] quizás incluso dentro del período de la memoria viva. Los nietos de quienes ayudaron a excavar las enormes zanjas del 'henge' podrían haber cortado los árboles y erigido los postes del recinto empalizado", escriben los investigadores en un estudio publicado en la revista Proceedings of the Prehistoric Society.

"Una empresa colosal"

Al mismo tiempo, los autores indican que, aunque construido con relativa rapidez, Mount Pleasant, y en especial su terraplén, fue "una empresa colosal". Solo para la empalizada del complejo, los antiguos constructores —que no conocían las herramientas metálicas— debieron de haber cortado y transportado al lugar una cantidad de robles equivalente a 10 hectáreas de bosque. Por lo tanto, el proyecto implicaba una gran movilización de la población local e incluso de individuos de tierras alejadas.

"Un proyecto de construcción de este tipo habría requerido una contribución significativa de mano de obra y apoyo logístico de muchos, lo que sugiere que tal vez la gente fuera atraída de un área más amplia que la región inmediata de Dorchester", señalan los arqueólogos.

Un pico de asta utilizado para excavar zanjas en Mount Pleasant. Vía: Universidad de Cardiff

Por lo tanto, los investigadores especulan que "los siglos alrededor y después del 2500 a.C. fueron años fundamentales de cambio, un punto de inflexión importante cuando se produjeron transiciones rápidas" en la sociedad neolítica de Gran Bretaña.

Tal concentración de esfuerzos justo en el final de la civilización neolítica sorprende a los científicos. "¿La gente construía estos monumentos como un 'último adiós' porque veían llegar un cambio? ¿O el esfuerzo y el trabajo de construir estos monumentos condujeron a una rebelión, a un colapso de la fe en los líderes o en la religión, que creó un vacío en el que pudo entrar gente nueva del continente?", se pregunta una de los autores del estudio, Susan Greaney en un comunicado de la Universidad de Cardiff publicado este jueves.

¿Destruido en una guerra o en una rebelión?

Varias estructuras megalíticas de Mount Pleasant fueron destruidas bastante pronto. Probablemente su final estuvo vinculado con la llegada de los primeros pueblos de la Edad de Bronce, opinan los arqueólogos. Sugieren que podría haber sido resultado de "un impacto de nuevos conceptos religiosos e ideológicos contrarios a los representados por el terraplén, la madera y los monumentos de piedra".

No obstante, Greaney admite que el santuario podría haber sido profanado por los propios constructores. "Parte del monumento de piedra central de Mount Pleasant parece haber sido destruido en ese momento. ¿Fue destruido durante una época de disturbios?", reflexiona la arqueóloga.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción

Vía| RT Actualidad

Imágenes| Historic England y The Guardian

No hay comentarios: