Jesús de Nazaret: Peregrinación a Jerusalén, muerte en la cruz y resurrección

Sale a la venta en Amazon el nuevo libro de José Antonio Cabezas, en el que el autor trata de forma histórica los últimos días de la vida de Jesús y su resurrección

Portada del libro Jesús de Nazaret: Peregrinación a Jerusalén, muerte en la cruz y resurrección

El principal problema con el que los historiadores nos topamos a la hora de tratar la vida del Jesús de Nazaret histórico es que no existen fuentes primarias a las que acudir. Los textos más antiguos que hablan sobre él son, por un lado, los evangelios y otras fuentes del Nuevo Testamento –aunque éstos escritos tienen una clara intencionalidad religiosa– y, por otro lado, las menciones que sobre él hacen ciertos autores cronológicamente cercanos al maestro, como Flavio Josefo, aunque ninguno llegase a conocerlo de cerca.

Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre la sociedad judía y la situación política de la Judea del siglo I d.C., podemos afirmar con mucha seguridad que hubo un hombre al que conocemos como Jesús que fue condenado a muerte. Si bien, probablemente, las autoridades romanas y los sacerdotes de Jerusalén nunca llegaron a imaginar el impacto que este hecho tendría. Ellos sólo pretendían dar un castigo ejemplarizante al que, según su punto de vista, era un hombre subversivo y peligroso.

Sobre el 7 de abril del año 30 d.C., por órdenes del procurador romano Poncio Pilato, Jesús murió tras ser ejecutado a las afueras de Jerusalén, cerca de una antigua cantera conocida como Gólgota –cuyo topónimo quería decir lugar “de la Calavera”–. Este punto se situaba sobre un pequeño montículo, de unos 10 o 12 metros de altitud, en un lugar que era visible para todos los que por allí pasaban.


¿Por qué fue condenado? Todo apunta a que su condena en la cruz fue su castigo por haber sido declarado culpable de insurrección contra el Imperio romano. La libertad con la que se le veía predicar resultaba peligrosa e inquietante, y comenzó a preocupar mucho a varios sectores sociales. Con su proclamación de la venida del reino de Dios, entre otros factores, comenzó a ser considerado como una amenaza y un estorbo para los poderes políticos, económicos e incluso religiosos. Su discurso desafiaba al sistema, se convirtió en un profeta peligroso y, al final, lo pagó con su vida.

Sin embargo, un día después de su crucifixión, según narran los cuatro evangelistas, unas mujeres fueron al sepulcro donde yacía el cadáver de Jesús y lo encontraron abierto y vacío. ¿Qué sucedió allí? ¿Puede la Historia darnos alguna respuesta?

Jesús de Nazaret: Peregrinación a Jerusalén, muerte en la cruz y resurrección, un libro con el que José Antonio Cabezas da respuestas a muchas de las preguntas que todos nos hacemos sobre la muerte y resurrección de Jesús. Consigue tu ejemplar en Amazon.

No hay comentarios: