Un naufragio del siglo XVI con un centenar de colmillos de elefante ayuda a saber más sobre esa especie y el comercio de marfil

Más allá de proporcionar un nuevo enfoque para el estudio de las colecciones de marfil guardadas en múltiples museos, la investigación demostró ser relevante para la tarea actual de conservar la vida silvestre

Imagen ilustrativa. Vía: Athit Perawongmetha / Reuters

Casi cinco siglos después, se pudo precisar el origen de numerosas muestras de marfil recuperadas del naufragio de un barco comercial portugués, el Bom Jesus, hundido en 1533 frente a las costas de la actual Namibia cuando transportaba 40 toneladas de carga, que además de oro, plata y cobre incluían más de 100 colmillos de elefante. El logro es de investigadores que detallaron sus pasos en un artículo publicado este jueves en la revista Current Biology.

El equipo de científicos empleó muy diversas técnicas, incluyendo análisis genómicos (comparativos de ADN con respecto a ejemplares vivos) e isotópicos de los colmillos, para determinar su pertenencia a las diferentes especies de elefantes, sus orígenes geográficos y hasta los tipos de paisaje en los que vivieron antes de ser cazados.

"Nuestro estudio analizó el mayor cargamento arqueológico de marfil africano jamás encontrado", enfatizó Alida de Flamingh, investigadora de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.), que dirigió el estudio, citada por el portal Science Daily. Se reveló así que los colmillos fueron de elefantes de los bosques de África Occidental, lo que, según Flamingh, es consistente con el asentamiento de los centros portugueses de comercio a lo largo de la costa de esa parte del continente durante la época del naufragio.

Ya en otros términos, se determinó también que los elefantes en cuestión procedían de hasta 17 linajes o familias, de las cuales sobrevivieron solo cuatro debido a la caza y la destrucción del hábitat en los últimos siglos.

De otra parte, el análisis de isótopos de carbono y nitrógeno en los colmillos reveló que, aunque se trataba de elefantes del bosque, vivían en hábitats mixtos, es decir, pasaban de las áreas boscosas a las sabanas en dependencia de las estaciones, probablemente según la disponibilidad de agua.

"Nuestros datos nos ayudan a comprender la ecología del elefante del bosque de África Occidental en su paisaje histórico, lo que tiene relevancia para la conservación de la vida silvestre de hoy día", dijo Ashley Coutu, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), coautora del trabajo. Finalmente, de acuerdo a estos científicos, la investigación proporciona un nuevo marco para reconsiderar las colecciones de marfil en museos de todo el mundo.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción

Vía| RT Actualidad

Imagen| Athit Perawongmetha / Reuters

No hay comentarios: