Una familia encuentra un tesoro de monedas de oro enterrado en su patio trasero

Las 64 piezas abarcan la época Tudor y algunas incluyen las iniciales de las tres primeras esposas de Enrique VIII

Se encontraron hasta 63 monedas de oro y una de plata. Vía: British Museum

El confinamiento dio para muy poco, o para mucho. Todo es cuestión de intereses y perspectiva. En los aburridos días sin poder salir de casa por culpa de la pandemia del covid-19, una familia del distrito de New Forest, en el condado de Hampshire (Inglaterra), decidió que iba a matar las horas muertas arrancando malas hierbas en su jardín trasero.

Absortos en sus labores estaban, removiendo el suelo para quitar la maleza, cuando se toparon con un tesoro inesperado. Y no decimos tesoro porque encontraran algo sentimentalmente preciado. No, no. Hallaron un tesoro, literalmente. Un conjunto de monedas de oro de la época Tudor (1485 y 1603) valoradas en más de 15.000 euros.

La fortuna incluía una serie de piezas acuñadas durante el reinado de Enrique VIII (1509-1547) que presentaban las iniciales de las tres primeras esposas del monarca: Catalina de Aragón, Ana Bolena y Jane Seymour, según han revelado los investigadores del Museo Británico.

La verdad es que este no ha sido un caso excepcional. El que descubrió los restos arqueológicos más relevante quizás sí, pero no único. En lo que va del año, se han registrado más de 47.000 descubrimientos en el Plan de Antigüedades Portátiles (PAS) del Museo Británico, muchos de ellos a partir de descubrimientos hechos en jardines.

Solo durante el primer confinamiento, a partir de marzo, ya se informó de 6251 objetos encontrados. La fecha coincidió con el momento en el que el Gobierno británico había prohibido usar detectores de metales en los campos, por lo que muchas personas decidieron usarlos en sus propios jardines.

En total, la familia de New Forest desenterró 63 monedas de oro y una de plata, que abarcaban el periodo que va desde los reinados de Eduardo IV, el primer rey de Inglaterra de la Casa de York, hasta Enrique VIII, segundo monarca de la casa Tudor y que se casó hasta seis veces.

Cuatro de las piezas añaden a sus inscripciones unas inusuales letras, que los especialistas del Museo Británico entienden que representan las iniciales de sus primeras esposas: 'K' de Catalina, 'A' de Ana e 'I' de Jane Seymour. En la época Tudor, las letras I y J se usaban indistintamente para los mismos sonidos, al igual que U y V.

Las monedas van desde el reinado de Eduardo IV hasta el de Enrique VIII. Vía: British Museum

Los historiadores entienden que el rey que rompió con la Iglesia católica tuvo que cambiar el diseño de sus monedas con bastante regularidad. A principios de la década de 1530 todavía estaba caso con su primera mujer. Pero el matrimonio fue anulado cuando la pareja no consiguió un heredero varón.

Enrique VIII se desposó, en 1533, con Ana Bolena. La marquesa de Pembroke, sin embargo, fue condenada por traición a causa de las sospechas de infidelidad y conspiración contra el rey. Murió decapitada en 1536. Su hija Isabel fue, años después, la quinta y última monarca de la dinastía Tudor.

El mismo año de la muerte de Bolena, el monarca acordó su tercer matrimonio. Esta vez fue con Jane Seymour. La pareja duró poco, apenas unos meses, ya que la joven falleció en octubre de 1537 por culpa de una enfermedad adquirida tras el nacimiento de Eduardo VI, el único descendiente varón de Enrique VIII, que durante su largo reinado también se casó con Ana de Cleves, Catherine Howard y Catherine Parr. Ninguna de estas mujeres está representada en las monedas.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| David Ruíz Marull

Vía| La Vanguardia

Imagen| British Museum

No hay comentarios: