La hipoxia y las cuevas decoradas del Paleolítico

El uso de luz artificial en cuevas profundas reduce la concentración de oxígeno e induce estados alterados de conciencia Imagen ilustrativa....

Afloran nuevas imágenes de frescos etruscos gracias a una nueva técnica de restauración del color

Los restauradores han descubierto rocas, árboles y agua en pinturas que representan el inframundo para esta civilización

Una de las pinturas restauradas gracias a la nueva técnica de extracción hiperespectral de iluminación múltiple. Vía: Vincenzo Palleschi

Científicos italianos han aplicado una nueva técnica de restauración del color en frescos de los etruscos, que vivieron y florecieron en la península itálica hace unos 2500 años, lo que les ha permitió sacar a la luz numerosas e impresionantes escenas que estaban 'escondidas', informa Live Science.

La así denominada extracción hiperespectral de iluminación múltiple (MHX, por sus siglas en inglés) permite a los investigadores restaurar detalles que habían sido pintados en colores mucho menos resistentes al paso del tiempo que el rojo, por ejemplo, debido a su composición físico-química.

La pérdida de información en este tipo de pinturas policromadas puede distorsionar su significado, lo que supone un obstáculo para los arqueólogos modernos. Sin embargo, gracias a la técnica de MHX y al análisis de color, los científicos italianos pudieron ver algunos de los viejos frescos etruscos bajo una luz completamente nueva, descubriendo, por ejemplo, rocas, árboles y agua en pinturas que representan el inframundo etrusco.

Los frescos de la llamada Tumba del Mono, ubicada en la Necrópolis de Poggio Renzo, en Toscana, son de particular interés. La antigua tumba, que fue descubierta en el siglo XIX y que recibe su nombre por la figura de un mono en un árbol que adorna su pared, resultó esconder una pintura detallada de una persona que lleva en la mano un tipo de objeto (que hasta ahora parecía una mancha roja).

Los etruscos son una antigua civilización avanzada que habitó el noroeste de la península de los Apeninos en el primer milenio antes de Cristo. Allí se encontraba la antigua Etruria que cubría parte de lo que ahora son las regiones de Toscana, Lacio y Umbría.

Esta civilización destacó por su arquitectura y música y tuvo una gran influencia en la difusión de la cultura griega en Roma, en particular de los dioses olímpicos, el cultivo de olivos y de uvas, el alfabeto latino y elementos arquitectónicos como los arcos.

¡Si te gusta Antrophistoria, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Autoría| Redacción

Vía| Live Science

Imagen| Vincenzo Palleschi

No hay comentarios: