Herodes I el Grande: el polémico rey de Judea

Gobernar con mano firme En la historia antigua, Herodes I el Grande es un personaje que despierta tanta fascinación como controversia. Como ...

El Neolítico: la revolución que cambió la historia de la humanidad

El Origen del Neolítico

Molino de mano neolítico de piedra arenisca del Museo de Prehistoria de Valencia

El Neolítico es un período de la Prehistoria que se extiende desde el 10.000 a.C. hasta el 3.500 a.C. Es conocido por ser el momento en que los humanos comenzaron a practicar la agricultura y la domesticación de animales, lo que llevó a una serie de cambios en la organización social y económica de las comunidades. El Neolítico también fue un período de innovaciones tecnológicas, incluyendo la creación de herramientas de piedra pulida, la cerámica, la metalurgia y la creación de monumentos megalíticos. Estas innovaciones tuvieron un gran impacto en la vida cotidiana de las personas y marcaron el inicio de la civilización.


La Revolución Neolítica

La Revolución Neolítica tuvo lugar en el Creciente Fértil, una región que abarca partes de lo que hoy son Irak, Irán, Siria, Jordania, Israel y Turquía. Esta región fue el hogar de varias especies de plantas y animales domesticables, y las condiciones climáticas favorables permitieron a las personas cultivar tierras fértiles y establecer asentamientos permanentes. La agricultura permitió una mayor producción de alimentos, lo que permitió el crecimiento de poblaciones más grandes y el desarrollo de sociedades más complejas. A medida que las sociedades evolucionaron, surgieron clases sociales, la división del trabajo y el comercio.


La influencia del Neolítico en la historia

La Revolución Neolítica fue un momento crucial en la historia de la humanidad. La agricultura y la domesticación de animales permitieron a los humanos desarrollar sociedades más estables y establecer asentamientos permanentes, lo que llevó al crecimiento de poblaciones más grandes y al surgimiento de ciudades. Las innovaciones tecnológicas del Neolítico también permitieron a los humanos producir excedentes de alimentos y bienes, lo que llevó al comercio y al desarrollo de una economía más compleja. La metalurgia permitió la producción de herramientas más resistentes y armas, lo que cambió la forma en que las sociedades se organizaban y luchaban.


Curiosidades

- Los primeros granjeros neolíticos en la región del Creciente Fértil cultivaron trigo, cebada y lentejas, entre otros cultivos. También criaron ovejas, cabras y vacas.

- Los monumentos megalíticos como Stonehenge, en Inglaterra, y Carnac, en Francia, fueron construidos en el Neolítico. Aunque su función exacta sigue siendo desconocida, se cree que se utilizó para ceremonias religiosas o rituales astronómicos.


Obras recomendadas

La Revolución Neolítica de Gordon Childe.

- El Neolítico: Orígenes, Revolución y Difusión de Juan Antonio Cámara Serrano.

- El Neolítico: la vida en las aldeas de Fátima Martín Escudero.

No hay comentarios: