¿Cuáles son los 6 peores gobernantes de la Historia?

Crueldad, incompetencia y despiadada búsqueda de poder Imagen meramente ilustrativa. En los anales de la historia, encontramos figuras que, ...

Semana Santa en la península Ibérica: un viaje por la historia de Roma

Un destino ideal para los amantes de la cultura romana

Imagen idealizada y meramente ilustrativa de un teatro romano.

La península Ibérica fue una de las regiones más importantes del Imperio romano, que la conquistó entre los siglos III a.C. y I d.C. Durante más de 500 años, los romanos dejaron su huella en la cultura, el idioma, el derecho, la religión, la arquitectura y el arte de los pueblos ibéricos. Hoy en día, podemos admirar numerosos vestigios de su presencia en España y Portugal, que nos permiten conocer mejor su historia, su forma de vida y su influencia en el desarrollo de estas naciones.

Si quieres aprovechar la Semana Santa, o cualquier otra fecha, para hacer un viaje por la historia de la Hispania romana, te proponemos una ruta por algunos de los sitios más emblemáticos y mejor conservados del legado romano en la península Ibérica. Desde ciudades, templos y acueductos, hasta teatros, anfiteatros y puentes, estos lugares te transportarán a la época de la antigua Roma y te harán sentir como un auténtico ciudadano romano.


Los mejores lugares para visitar en España

Lo que hoy entendemos como España fue la primera zona de la península Ibérica que los romanos conquistaron, y la que más tiempo estuvo bajo su dominio. Por ello, cuenta con una gran variedad y cantidad de monumentos romanos, que se distribuyen por todo el territorio. Estos son algunos de los más destacados:

  • Mérida: la capital de la Lusitania romana, que alberga un impresionante conjunto arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus monumentos, destacan el teatro, el anfiteatro, el circo, el puente sobre el río Guadiana, el templo de Diana, el arco de Trajano, el acueducto de los Milagros y el alcazaba islámica, que se construyó sobre un antiguo campamento romano. Además, puedes visitar el Museo Nacional de Arte Romano, que alberga una magnífica colección de esculturas, mosaicos, joyas y objetos cotidianos de la época romana.
  • Tarragona: la primera colonia romana fuera de Italia, y la capital de la Hispania Citerior, que abarcaba el noreste de la península Ibérica. Tarragona fue una de las ciudades más importantes y ricas del Imperio romano, y por ello conserva un extraordinario patrimonio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus monumentos, sobresalen el anfiteatro, el circo, el foro provincial, el pretorio, el acueducto de les Ferreres, el arco de Bará, la torre de los Escipiones y la muralla. Además, puedes visitar el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona, que exhibe una excelente colección de esculturas, mosaicos, monedas y objetos de la vida romana.
  • Segovia: una ciudad situada en la región de Castilla y León, que alberga el acueducto romano más famoso y mejor conservado del mundo, construido en el siglo I d.C. con más de 160 arcos de piedra sin argamasa. El acueducto es el símbolo de la ciudad, y se extiende por más de 800 metros, cruzando el casco histórico. Además, puedes visitar otros lugares de interés, como el Alcázar, la Catedral, la Casa de los Picos y el barrio judío.
  • Itálica: una ciudad situada en la región de Andalucía, que fue la primera ciudad romana fundada en Hispania, en el año 206 a.C. por el general Escipión el Africano. Fue la cuna de los emperadores Trajano y Adriano, y conserva un espectacular anfiteatro, uno de los más grandes del Imperio romano, con capacidad para 25.000 espectadores. También puedes visitar las ruinas de la ciudad, que incluyen el foro, las termas, las casas y los mosaicos.
  • Baelo Claudia: una ciudad situada en la región de Andalucía, que fue una floreciente ciudad romana dedicada al comercio y a la industria del salazón de pescado. Conserva unas impresionantes ruinas, que incluyen el teatro, el templo de Isis, el foro, las basílicas, las termas, las factorías y el acueducto. También puedes visitar el Centro de Interpretación de Baelo Claudia, que ofrece una visión global de la ciudad y su entorno.


Los mejores lugares para visitar en Portugal

El actual Portugal fue la segunda zona de la península Ibérica que los romanos conquistaron, y la que menos tiempo estuvo bajo su dominio. Sin embargo, también cuenta con algunos monumentos romanos de gran valor histórico y artístico, que se concentran principalmente en la región de Alentejo. Estos son algunos de los más destacados:

  • Évora: la ciudad museo de Portugal, que fue fundada por los celtas en el siglo VI a.C. con el nombre de Ebora. Fue conquistada por los romanos en el siglo II a.C., y se convirtió en una de las ciudades más florecientes de la Lusitania. Évora conserva un notable conjunto histórico-artístico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que refleja la mezcla de culturas que han pasado por ella. Entre sus monumentos romanos, destaca el templo de Diana, el único templo romano de Portugal que se conserva en pie. Se trata de un edificio del siglo I d.C., dedicado al culto imperial, que presenta un pórtico con 14 columnas de granito y un podio decorado con relieves. También puedes visitar el acueducto de Água de Prata, el arco de Dona Isabel, la villa romana de Tourega y el Museo de Évora, que contiene una interesante colección de arte romano.
  • Conimbriga: una ciudad situada en la región de Coimbra, que fue una de las ciudades romanas más importantes de Lusitania. Conserva unas magníficas ruinas, que incluyen el foro, el acueducto, las termas, las casas y los mosaicos. El mosaico más famoso es el de la Casa de los Repuxos, que representa escenas de la mitología y de la vida cotidiana. También puedes visitar el Museo Monográfico de Conímbriga, que expone una gran variedad de objetos de la época romana.
  • Braga: una ciudad situada en la región de Minho, que fue fundada por los romanos en el siglo I a.C. con el nombre de Bracara Augusta. Fue la capital de la provincia romana de Gallaecia, que abarcaba el noroeste de la península Ibérica. Braga conserva algunos vestigios de su pasado romano, como el arco de la Porta Nova, el puente de Prado, la fuente del Ídolo y el santuario de San Fructuoso, que se construyó sobre una basílica paleocristiana. También puedes visitar el Museo D. Diogo de Sousa, que muestra una colección de piezas arqueológicas de la época romana.
  • Lisboa: la capital de Portugal, que fue fundada por los fenicios en el siglo XII a.C. con el nombre de Alis Ubbo. Fue conquistada por los romanos en el siglo II a.C., y se convirtió en una de las ciudades más importantes de la Lusitania. Lisboa conserva algunos restos de su pasado romano, como el teatro, el criptopórtico, el acueducto de las Aguas Libres, el arco de la Rua Augusta y el castillo de San Jorge, que se edificó sobre una fortaleza romana. También puedes visitar el Museo Nacional de Arqueología, que alberga una rica colección de objetos de la época romana.

Estos son solo algunos de los sitios que puedes visitar en Semana Santa, en la península Ibérica, que están relacionados con la historia de Roma. Pero hay muchos más que seguro que conoces y que puedes recomendarnos en la caja de comentarios. ¡Disfruta de tus visitas!

No hay comentarios: