domingo, 16 de junio de 2019

La resistencia de Toro Sentado

El jefe de la nación sioux luchó en varias ocasiones contra el gobierno estadounidense para que cumpliese con los acuerdos pactados

La resistencia de Toro Sentado

Gracias en parte a las películas del Oeste muchos conocemos a Sitting Bull (Toro Sentado en español), quien se convirtió en uno de los nativos americanos más conocidos en todo el mundo.

Nació en 1831 en Dakota del Sur entre los hunkpapas, uno de los pueblos sioux lakotas. Sus padres le pusieron por nombre Jumping Badger (Tejón Saltarín), que cambió al de TatankaIyotanka (Toro Sentado) cuando tenía 14 años al luchar contra los crow y apalear a uno de los enemigos; debido a su tozudez se le comparó con toro que está sentado y no quiere moverse.

En torno a 1863, luchó contra las tropas del ejército estadounidense, ya que invadían los territorios de caza asignados a los lakotas. En 1865 atacó el Fort Rice en Dakota del Norte. Su arrojo ante la batalla hizo que dos años después fuera nombrado como jefe de la nación sioux, seguido por el sioux oglala Crazy Horse (Caballo Loco) como su segundo al mando.

El arrojo de Sitting Bull ante la batalla hizo que dos años después
fuera nombrado como jefe de la nación sioux

El gobierno de Estados Unidos quiso firmar un tratado de paz con los sioux en 1868, conocido como el Tratado de Fort Laramie, en el cual se establecía como reserva para estos nativos la zona de Black Hills (Dakota del Norte), una zona sagrada para los sioux. Pero Sitting Bull no acudió al no fiarse de los estadounidenses.

El tiempo le dio la razón; en la zona se descubrió oro por lo que los aventureros empezaron a llegar a sus terrenos y establecerse. El gobierno trató de comprar las Black Hills y estipuló la salida de los nativos de esa zona antes de 31 de enero de 1877. Quien no abandonase la zona se le consideraría infractor.

Antes de que expirara el plazo los estadounidenses atacaron varios asentamientos. Sitting Bull reunió a otras tribus, entre ellos, cheyenes y arapahoes, llegando a reunir a unos quince mil guerreros en Rosebud Creek, Montana. Su ataque les llevó a la victoria y posteriormente se desplazaron a Little Bighorn, donde volvieron a ganar. La vergüenza de la derrota desató la ira de los estadounidenses, que decidieron arrasar asentamientos enteros y matar a toda la población lakota sin distinción.

Los jefes tribales debido al hostigamiento bélico y al corte del abastecimiento de provisiones, empezaron a rendirse y entregar sus tierras. Sitting Bull marchó hacia Canadá en 1877, donde estuvo cuatro años, con unos cinco mil seguidores. El gobierno de Estados Unidos le ofreció una amnistía para que volviese pero se negó.

En 1881tuvo que volver ante las dificultades que estaban pasando: había escasez de búfalos, se atacaba a las familias sioux y algunos desaparecían, el gobierno canadiense no les ayudaba ni con la comida. ​El 19 de julio se entregó en el Fort Buford.

En 1885 se unió al show de Buffalo Bill y viajó por Europa, Canadá y Estados Unidos,
pero a los pocos meses decidió abandonar

El gobierno de Estados Unidos obvió sus peticiones y rápidamente fue reubicado como prisionero, para evitar alzamientos, en Fort Randall donde estuvo dos años con una vida bastante tranquila.  ​En mayo de 1883 volvió con su gente a Standing Rock.

A pesar de los constantes intentos del gobierno estadounidense en denigrarle y quitarle autoridad sobre su pueblo, en 1885 se unió al show de Buffalo Bill y viajó por Europa, Canadá y Estados Unidos. Ganaba unos 50 dólares por semana, a parte de los pluses por firmar autógrafos. Pero a los pocos meses decidió abandonar ya que no soportaba ver tanta mendicidad por las calles y que el hombre blanco no hiciera nada por ayudar a esa gente.

La cuestión es que su fama como líder político y espiritual le llevó a su muerte en 1890, cuando recibió a Kicking Bear, quien le indicó que iba a realizar la "Danza de los Espíritus", para volver a las tradiciones nativas y recuperar sus antiguas tierras. Sitting Bull accedió a que lo hiciese pero no participó. Los militares, al ver tanta gente congregada empezaron a pensar que era una rebelión y decidieron detener a Sitting Bull.

Se presentaron más de cuarenta patrulleros lakotas (una especie de “policía nativa”) en su cabaña, mientras el dormía. Salió de manera pacífica, pero uno de los danzantes retó a los policías y empezó la refriega, que acabó con la muerte de Sitting Bull, su hijo CrowFoot, varios policías y cerca de trescientas personas de la tribu (mujeres y niños incluidos).

Los restos de Sitting Bull se despositaron en Fort Yates, aunque en 1953 fueron movido a Mobridge (Dakota del Sur) donde se erigió un busto en su honor.


Bibliografía

Sitting Bull: His Life and Legacy. Lapointe, E. (2009).

Sitting Bull: The Life and Times of an American Patriot. Utley, Robert M. (2008).

The Lance and the Shield: The Life and Times of Sitting Bull. Utley, Robert M. (1994).

Sitting Bull: Lakota Warrior and Defender of His People. Nelson, S. D. (2015).


Vía| Wikipedia, Britannica y bibliografía
Imágenes| Wikipedia

No hay comentarios: