lunes, 21 de mayo de 2012

Hallado un avión de la Segunda Guerra Mundial en el desierto del Sáhara, 70 años después.


Dicen que las cosas se encuentran cuando menos se buscan. Y eso es precisamente lo que ha ocurrido en el Sáhara. A la altura de Egipto, un empresario del petróleo ha hallado, en lugar de oro negro, un avión británico de combate que se estrelló hace 70 años en plena Segunda Guerra Mundial.

Gracias al buen estado de conservación del aparato, se ha podido identificar que se trata del modelo 'RAF Curtiss P-40 Kittyhawk' e incluso quién lo pilotaba.

"El P-40 era un avión de combate fabricado en EEUU. Fue superado por naves alemanas posteriores y no se usó mucho en Europa. No obstante, desempeñó un papel crucial en el Norte de África y en Asia, donde eran menos crucial su actuación a grandes alturas", explica 'The Daily Mail'.

La aeronave que encontró Jakub Perka (trabajador de una compañía petrolera polaca) es un monoplaza que fue tripulado por Dennis Copping, un piloto de 24 años en paradero desconocido desde junio de 1942.



Se cree que el piloto sobrevivió al accidente.

El avión tiene señales de haber sido tiroteado pero se cree que Copping, que se dirigía a una base militar en Egipto, sobrevivió al accidente. No obstante, tras intentar arreglar la radio para pedir ayuda, es muy probable que decidiese andar por el desierto y falleciera en el camino.

Esta teoría se basa en cómo se han encontrado dispuestos los diferentes elementos de la nave. La radio estaba desmontada, junto a unas baterías, lo que parece indicar que intentó hacer que funcionará. Además, algunas señales indican que montó una especie de tienda de campaña o de toldo con el paracaídas.

Actualmente, un grupo de militares está rastreando la zona en busca de restos humanos aunque, después de 70 años, no tienen muchas esperanzas al respecto.




Situado en una zona de riesgo.

El avión todavía está en Egipto pero las autoridades británicas pretenden trasladarlo a Inglaterra en cuanto sea posible y exponerlo en el museo de la Aviación de Londres (el RAF Museum).

Sin embargo, como indica el citado diario británico, para moverlo tendrán que ir acompañados de soldados egipcios ya que la zona en la que se encuentra colinda con Sudán y Libia, y está considerada de alto riesgo.

Por fuera, la nave conserva prácticamente toda su estructura. Tiene algunos desperfectos en las ametralladoras de las alas, por ejemplo, y la hélice está desprendida, pero es como si no hubiese pasado el tiempo por ella.

Lo que sorprende aún más es que, cuando se encontró, conservaba el armamento y la munición (ahora requisados por las autoridades egipcias, por motivos de seguridad).

"Como una cápsula del tiempo que puede darnos la clave de la desaparición del piloto, el avión ha permanecido intacto al lado de un refugio que parece que Dennis creó mientras esperaba ser rescatado", indica 'The Daily Mail'.

Extraído de El Mundo

2 comentarios :

Humberto Dib dijo...

Hola:
Llegué hasta aquí por absoluta casualidad, pero leí esta entrada y me atrapó. Lo mío es la ficción, pero nunca dejo de lado estas narraciones fascinantes que nos da la historia.
Con tu permiso, te voy a seguir.
Un abrazo.
HD

Antrophistoria dijo...

Hola Humberto.

Te doy la bienvenida a Antrophistoria y te animo a seguir el blog porque la historia, en muchas ocasiones, puede llegar a superar incluso a la ficción. Permiso concedido.

Otro abrazo.

José