martes, 30 de octubre de 2012

Hallan más de 400 piezas de oro y plata andalusíes en un solar de la calle Jabonerías de Murcia.

 

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, ha presentado este lunes el mayor tesoro arqueológico de monedas andalusíes de la Región de Murcia, hallado en un solar de la calle Jabonerías.

Se trata de un conjunto de monedas andalusíes que se encontró en el transcurso de una intervención arqueológica realizada en el número 18 de esta calle de la ciudad de Murcia, como parte de una medidas de protección para el patrimonio arqueológico urbano y que ha sido supervisado por el servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y Turismo.

El tesoro se localizó en una de las alhanías o alcobas de los restos de una vivienda andalusí de los siglos X al XV. Se encontraba dentro de una pequeña orcita de cerámica donde estaban ocultadas 423 monedas de oro y plata.

De ellas, 347, entre monedas y fragmentos, corresponden a piezas de oro (sólo dos son dinares, el resto se trata de fracciones de dinar) y 76, incluyendo también los fragmentos, a dirhames de plata. El conjunto lo completan cinco pequeños elementos en oro que debieron formar parte de adornos de joyería.

Las monedas se expondrán en el Museo de Santa Clara, "cuya temática y entorno encaja perfectamente con la procedencia de estas monedas ", ha dicho Cruz.

Cruz, que ha estado acompañado por el director general de Bienes Culturales, Francisco Giménez, ha destacado que "se trata de una joya arqueológica de primer orden que encaja perfectamente dentro de la consideración que a nivel arqueológico se tiene de los denominados tesoros". Esto es, aquellos conjuntos de monedas (y, como en este caso, también de piezas de oro que no son monedas) formado intencionadamente y ocultado, abandonado o perdido accidentalmente por su propietario.

A su juicio, "es el conjunto de monedas andalusíes más numeroso de los documentados hasta el momento en la Región" y, por otra parte, "el que mayor porcentaje de piezas en oro presenta en su composición, aun cuando se trate en su mayoría de moneda fraccionaria".

En este sentido, ha apuntado que tanto por su heterogeneidad, con presencia de ejemplares califales, de los reinos de taifas y almorávides, así como probablemente moneda fatimí emitida en Sicilia y el norte de África, "marca también la singularidad de este conjunto frente a los ya conocidos".

"El único referente más cercano, a este respecto, lo constituye el tesoro hallado en 2005 en la antigua ciudad de Begastri (Cehegín), fechado hacia el siglo XI y compuesto de manera exclusiva por 237 monedas de plata junto con algunas piezas de orfebrería", ha puntualizado Cruz.

El proceso de limpieza y estudio en detalle del tesoro apenas se ha iniciado, y que el avance del mismo podrá determinar, en algún caso, si existen piezas de otro tipo y otras precisiones de carácter metalográfico y cronológico.

De acuerdo a los datos aportados por los técnicos responsables de la excavación, las características del depósito arqueológico donde fue enterrado parecen corresponder a un primer momento de abandono y desmoronamiento de la vivienda construida a fines del siglo X, al que siguió un episodio de inundación que selló este nivel, a finales del siglo XI.

Sobre ese nivel, hacia la primera mitad del siglo XII, se levantaría una nueva vivienda, manteniendo a grandes rasgos la disposición original de la anterior. Es, pues, en ese momento de finales del siglo XI, donde debe encuadrarse el momento de la ocultación.