domingo, 7 de octubre de 2012

Ourense deberá esperar para ver completa la piscina romana.

Una parte del vaso recuperado se encuentra bajo el Forno das Burgas.

Propuesta del arqueólogo Miguel Ángel López Marcos para la zona.
La piscina romana de As Burgas está llamada a convertirse en uno de los referentes patrimoniales más importantes de la ciudad, aunque pasarán años y habrá que desarrollar nuevas y destacadas actuaciones en la zona para poder contemplar en toda su complejidad y extensión el valioso entramado que los romanos crearon en el entorno de As Burgas. El proyecto de excavación arqueológica y recuperación de la piscina termal de As Burgas será rematado durante este mes de octubre, según las previsiones de la empresa que realiza el trabajo (Terra Arqueos), aunque una parte del vaso de la piscina romana del siglo I seguirá oculto bajo la propiedad del edificio que alberga la panadería de la Rúa das Burgas.
Expropiación en marcha.
Al no existir acuerdo con los propietarios, el Concello de Ourense ha tenido que recurrir al proceso de expropiación para poder excavar para completar la restauración de la piscina romana.
El arqueólogo encargado de desarrollar el proyecto de recuperación de este elemento patrimonial, Miguel Ángel López Marcos, considera que la piscina ourensana es la construcción más importante de estas características de las que se conocen hasta ahora en Galicia y que, una vez que se complete el proyecto, con la recuperación total del vaso de la piscina romana y su conexión con A Burga Vella -la fuente solo muestra en la actualidad los caños de agua caliente pero en su parte posterior se encontraría el manantial de agua fría- este enclave será la zona más visitada y el principal reclamo turístico de la ciudad. En la zona habrá centro de interpetación, bares y tiendas.
Extraído de La Voz de Galicia