sábado, 2 de febrero de 2013

El neandertal cantaba ópera.

El arqueólogo inglés afirma que los primitivos tenían musicalidad.

El arqueólogo inglés Steven Mithen, creador de una teoría de la musicalidad.
Los neandertales cantaban ópera, sostiene el arqueólogo inglés Steven Mithen, creador de la teoría de la musicalidad como forma de comunicación prelingüística entre aquellos antiguos pobladores.
Aunque es autor del libro The singing neanderthals, traducido en España por Los neandertales cantaban rap,el autor prefiere pensar que «la musicalidad de los neandertales se podría identificar más con la ópera que con el rap, pues además de música, aquellos homínidos también utilizan la danza y el lenguaje corporal como forma de comunicación». Mithen señala que «el ‘rap’ está asociado a un tipo particular de música basado en las palabras y en las frases, algo de lo que carecían los neandertales». Mithen, que abrió ayer en CosmoCaixa un ciclo de conferencias sobre La música y su impacto en el cuerpo y la mente, organizado conjuntamente con el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, precisa que «los neandertales no adoptaban una posición hierática en su canto». Concede que la mímica era también importante, e incluso «gran parte de los sonidos guturales que emitían trataban de imitar sonidos naturales de animales, el viento, los ríos». La esencia de su teoría es que, «antes de la aparición del lenguaje compositivo, formado por palabras y reglas gramaticales, ya existían en los neandertales una forma de comunicación prelingüística basada en las variaciones del tono, el ritmo, el lenguaje corporal y el timbre de sus voces». Desarrollaron esa forma primigenia de comunicación a partir de sus ancestros, «una musicalidad que se puede seguir en la evolución humana que nos remite a los primeros seres humanos, hace dos millones de años, de los que también evolucionamos nosotros, los homo sapiens, con nuestras propias capacidades musicales». Este tronco común explicaría, a su juicio, nuestras respuestas emocionales actuales a la música. Los seres humanos, recuerda Mithen, evolucionamos hace 100.000 años en África hasta que creamos una nueva forma de comunicación, el lenguaje hablado, pero aquellos individuos modernos se dispersaron hace 50.000 años hacia Oriente Medio, Asia y Europa, donde se encontraron con los neandertales, que todavía se comunicaban con esta antigua forma musical.