sábado, 8 de junio de 2013

El Plan Rector de Monfragüe, que contempla pagar por algunos servicios, obtiene el respaldo del Patronato.

Los miembros del Patronato de Monfragüe han conocido el borrador definitivo del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Monfragüe, presentado por la Dirección General de Medio Ambiente, un documento que ha recibido el respaldo de más del 90 por ciento del Patronato y en los próximos días saldrá a información pública durante un mes. Además, será llevado al Consejo Asesor de Medio Ambiente de Extremadura.


Una de las medidas que se recoge en el documento es el pago de tasas por venta de bienes y servicios por utilizar servicios complementarios, medida que ya anunció en Cáceres el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago. La medida ha sido avalada por el Patronato.

Durante la reunión del patronato se ha presentado la normativa general de protección del Parque, así como los usos y actividades permitidas, autorizables e incompatibles, y las actuaciones que deberán ser llevadas a cabo por la Administración gestora.

Además, el documento ha recogido las aportaciones de otras direcciones generales de la Administración regional, ASAJA, la Confederación Hidrográfica del Tajo, Iberdrola, Organismo Autónomo de Parques Nacionales,la Asociación de Propietarios, el Ayuntamiento de Serradilla y asociaciones conservacionistas.

Asimismo queda abierta la posibilidad de navegación con fines interpretativos en los extremos este y oeste del Parque como se detalla en el PRUG, observando las precauciones necesarias que compatibilicen esta gestión con los objetivos de conservación de las especies y aseguren la no afección y tolerancia de estas actividades.

Para ello, se han tenido en cuenta los planes de recuperación y conservación de las especies de águila imperial, buitre negro y águila perdicera. Esta última medida no ha sido bien acogida por las asociaciones conservacionistas que han expresado sus temores por la posible afección a las especies.

Por otro lado, en relación a las zonas de reserva dentro de fincas privadas, el PRUG actual recoge 4.000 hectáreas, habiendo considerado el Patronato la conveniencia de contemplar y establecer compensaciones por las limitaciones de usos y aprovechamientos en estas zonas por parte de la Administración.

Las zonas de reserva son las que establecen mayores limitaciones de los usos por la calidad de los valores ambientales que atesoran.

Los miembros del Patronato de Monfragüe llevan trabajando en el PRUG desde el mes de septiembre del año 2012, y desde entonces se han celebrado tres reuniones del Patronato, otras sectoriales y múltiples aportaciones consideradas por la Dirección General de Medio Ambiente para llegar a este documento presentado hoy en el Patronato, ampliamente consensuado, que constituye el borrador definitivo.