miércoles, 13 de noviembre de 2013

La Expedición de Rising Star encuentra la mandíbula de un homínido en un sistema de cuevas.

Gerrie Pretorius, un miembro de la expedición, dibuja un mapa de la cueva 
para ayudar al equipo de investigación. (Foto de Andrew Howley)
Los miembros de la Expedición Rising Star han encontrado la mandíbula de un homínido en un lugar de difícil acceso de una cueva situada a las afueras de Johannesburgo y, según parece, puede haber más restos en su interior.

Lee Berger, un investigador de la Universidad de Witwatersrand, identificó el posible lugar de los fósiles desde Google Earth, al detectar ciertos afloramientos de rocas en los que pudieron refugiarse los primeros seres humanos. Se puso en contacto con unos espeleólogos locales, del Club de Exploración Espeleológica de Sudáfrica (SEC), y les propuso la idea de explorar el lugar. Fueron ellos mismos los que encontraron los huesos que ahora están ayudando al equipo de excavación a realizar las investigaciones oportunas.