jueves, 16 de enero de 2014

La zona industrial de Pompeya, un tesoro arqueológico único, sepultada para siempre.

Era un descubrimiento excepcional, pero los entes responsables no bloquearon las obras de un centro comercial. Para los arqueólogos es «un escándalo», porque se ha perdido «una oportunidad histórica para completar los conocimientos» del lugar.

Se han descubierto tejados de casas todavía intactos, mientras casi siempre en Pompeya
las casas se encontraban abiertas, con los tejados destruidos. / L' ESPRESSO
El descubrimiento se consideraba milagroso, algo que solo puede ocurrir en Pompeya, el lugar arqueológico más famoso del mundo. El tejado de un taller romano apareció intacto, después de permanecer enterrado casi dos mil años. En la misma zona se han encontrado un monumento funerario, elementos de villas, casas, factorías, un horno intacto y la vía que unía Pompeya al mar. Para los arqueólogos son “descubrimientos excepcionales y únicos”. Se trataría de las ruinas del área industrial o artesanal de Pompeya, sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 d.C.

Historia increíble.

La existencia de este tesoro de una zona industrial, una Pompeya 2, había sido una hipótesis que lanzaron por primera vez en el siglo pasado algunos arqueólogos. El descubrimiento se ha producido durante la realización de un centro comercial en el término municipal de Torre Annunizata, a un kilómetro de las ruinas de Pompeya. Pero lo que podía haber sido considerado como una excavación arqueológica de excepcional interés, se ha transformado en una historia increíble, según denuncia el semanario L’ Espresso. Esas ruinas antiguas han quedado sepultadas para siempre, al quedar englobadas en el centro comercial que ocupa 8.000 metros cuadrados y está ya a punto de inaugurarse.

«Un daño muy grave».

“Se trata de descubrimientos excepcionales, claramente relacionados con el barrio suburbano de Pompeya. El área tenía que haber sido protegida de inmediato, y no se comprende porqué no ha hecho. Es escandaloso que las excavadoras del centro comercial hayan continuado con su trabajo mientras los entes responsables permanecían en silencio”, afirma la arqueóloga Margarita Tuccinardi. Por su parte, el arqueólogo Salvatore CiroNappo, autor de una de las guías más consultadas sobre Pompeya, explica: “Siempre se ha sabido que esa zona tenía una enorme importancia arqueológica. Sustraer tal descubrimiento a los estudiosos y al gran público es un daño muy grave”.

La sombra de la camorra.

Detrás de la operación inmobiliaria de la construcción del centro comercial aparece la sombra de la camorra, según escribe L’ Espresso. Todo el mundo sabe que se trata de un territorio infiltrado por la criminalidad organizada.

La zona industrial de Pompeya, un tesoro arqueológico único, sepultada para siempre
Para los arqueólogos queda una enorme amargura, porque como explica Margherita Tuccinardi, que ha podido documentar todo visitando las obras, se ha perdido una “oportunidad histórica”: “Sacar a la luz estas ruinas –explica la arqueóloga- habría contribuido a mostrarnos el desconocido mundo industrial de la antigua Roma y nos hubiera dado un conocimiento más completo de Pompeya”.

Vía: ABC