miércoles, 16 de abril de 2014

Ingeniería en la España medieval: una revolución sin precedentes.

El Museo de la Ciencia de Valladolid presenta la exposición ‘Ars Mechanicae’, un proyecto itinerante de la Fundación Juanelo Turriano.

Bóveda de crucería.
El Museo de la Ciencia de Valladolid ha presentado hoy la exposición Ars Mechanicae. Ingeniería Medieval en España, un proyecto itinerante de la Fundación Juanelo Turriano que ha contado con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). La muestra consta de maquetas y explicaciones sobre grandes obras de la ingeniería y la construcción medieval como el azud de Villareal, el acueducto Els Arcs de Morella, el puente de Cangas de Onís, las bóvedas de arista o las de crucería, elementos que sustentan buena parte de los templos medievales españoles.

Para su presencia en Valladolid, la muestra se ha “personalizado” con la colaboración de Aguas de Valladolid, agregando cuatro nuevos módulos interactivos: la maqueta a escala real de un molino hidráulico rodezno (elemento vinculado a los orígenes del Museo como antigua fábrica de harinas), dos puzles sobre los planos de la ciudad en los que se mostrarán los oficios medievales que dan nombre a diversas calles, un juego de poleas y un puente en piezas para montar.

Como ha señalado en palabras recogidas por DiCYT la directora del Museo, Inés Rodríguez Hidalgo, durante la presentación de la muestra, la iniciativa ha sido desarrollada por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) a través de su Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas y Urbanismo (CEHOPU), y promovida por la Fundación Juanelo Turriano.

El director del CEDEX, Mariano Navas, ha explicado que “aunque se dice que la Edad Media fue una época llena de oscurantismo, se produjo una revolución científico tecnológica en la que España tuvo un lugar destacado”. A su juicio, la presencia de tres culturas (cristiana, judía y musulmana) supuso un “caldo de cultivo” para esta transformación tecnológica, innovaciones que luego se trasladaron a América como aportaciones desde el punto de vista urbano y territorial “sin precedentes en la Historia”. Asimismo, ha apuntado que la actual presencia de las empresas tecnológicas españolas en el extranjero “hunden sus raíces en las innovaciones que desarrollaron entre los siglos X y XV que se pueden observar en la exposición”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Juanelo Turriano, Victoriano Muñoz Cava, ha destacado que Valladolid es la quinta ciudad donde se ha lleva la exposición desde que se estrenara por primera vez en Madrid hace cinco años. Muñoz Cava ha recordado que la Fundación lleva el nombre de un ingeniero matemático de la época de Carlos V y Felipe II, Juanelo Turriano, “quien llevó a cabo como una de sus más importantes actuaciones la elevación de aguas desde el Tajo hasta el Alcázar de Toledo”. La misión de la Fundación es divulgar la Ciencia y la Tecnología y más específicamente el campo de la Ingeniería mediante cursos, becas de doctorado, edición de libros y otras iniciativas como la exposición.

Áreas de la muestra.

La exposición Ars Mechanicae cuenta con cinco áreas. La primera se centra en la herencia romana y el mundo Visigodo, en la que se muestran sus aportaciones en la construcción de puentes, calzadas y murallas. La segunda, sobre el abastecimiento de agua y los regadíos, hace hincapié en la ingeniería para la captación, conducción, almacenamiento, elevación y distribución de agua en la Edad Media. La tercera parte, centrada en la industria, destaca un conjunto de mecanismos que se utilizaban para la transformación de productos naturales.

El cuarto apartado de la muestra explica el mundo de la construcción medieval y las soluciones que se desarrollaron para lograr la estabilidad de grandes edificios como las catedrales. El quinto y último habla de los caminos terrestres y marítimos, la importancia de las comunicaciones y el avance en campos como la construcción naval.

Vía: dicyt